Gasela3, Mangrino y Bola Negra: los seudónimos que usaba la banda de César el Abusador para no ser identificados por los federales

Carolina Pichardo/ Juan Eduardo Thomas
Santo Domingo, RD

https://images2.listindiario.com/n/content/582/581773/p/294x440/201909091403181.jpegCésar Emilio Peralta Adamez es conocido popularmente como César el Abusador. Pero este no es el único seudónimo con el que era nombrado uno de los presuntos narcotraficantes más grandes de la historia de República Dominicana.

Peralta, quien es prófugo de la justicia dominicana y estadounidense, era llamado por sus cómplices en la venta de estupefacientes como el Patrón, Cabezón y César. Además, de acuerdo a la acusación del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos Distrito Sur de Florida a la que tuvo acceso este medio, se autodenominaba Gasela3 en la plataforma de mensajería BlackBerry Messenger (BBM), aplicación que se descontinuó en mayo de este año y que le servía a su red para comunicarse internamente.

Durante las conversaciones que fueron interceptadas por las autoridades de Estados Unidos se logró determinar que Peralta utilizaba un lenguaje “codificado” y “encriptado” para describir y facilitar sus actividades de tráfico de drogas, y que normalmente hablaba en el idioma español.

El 28 de noviembre de 2018 el Distrito Judicial de Puerto Rico emitió un pliego acusatorio en su contra por tráfico de cocaína y heroína. Luego, el 11 de abril de 2019, el Distrito Sur de Florida planteó una acusación de remplazo contra Peralta.

Pero él no era el único que remplazaba su nombre real por uno ficticio para ocultar su identidad. En los expedientes de solicitud de extradición de José Jesús Tapia Pérez, uno de los cinco cabecillas de la red liderada por César, se revela que este tenía como nombre de usuario Bola Negra y era llamado por sus contactos como Boludo.

Por otro lado, Ramón Antonio del Rosario Puente (Toño Leña) tenía en su usuario de BBPIN el sobrenombre Mangrino, de acuerdo a las investigaciones.

Estos seudónimos eran utilizados por los narcos para evitar la identificación de las autoridades en caso de que estos intervinieran sus chats, quienes a su vez debieron apoyarse en testimonios de personas cercanas a los capos para lograr verdaderas identificaciones.

Hay un dato interesante en el expediente de extradición de César Peralta, y es la indicación de que Del Rosario Puente trató de comunicarse en varias ocasiones con el Abusador, pero “los registros telefónicos muestran varias comunicaciones salientes de Tapia Pérez con Peralta sin mensajes de respuesta durante este periodo de tiempo, lo cual confirmó que Tapia Pérez trató, pero no se pudo comunicar con Peralta”.

Esto hace referencia a un problema que tenían Peralta y Toño Leña por el pago de un dinero de drogas, a lo que el Abusador se negaba a pagar.

Esta red delictiva fue responsable de transportar múltiples cientos de kilogramos de cocaína desde Colombia y Venezuela hacia República Dominicana, y desde donde luego las transportaba a Puerto Rico, Nueva York y Miami, en los Estados Unidos.

“En estas conversaciones interceptadas legalmente hablaban sobre la compra y la venta de cientos de kilogramos de cocaína destinada a los Estados Unidos. En particular, Del Rosario Puente y Peralta fueron interceptados cuando conversaban sobre la compra de múltiples kilogramos de cocaína, la entrega de esa cocaína y el envío de las ganancias de la cocaína a la República Dominicana”, dice el documento al que ha tenido acceso este diario.

En otra parte del documento detalla que en 2017 las autoridades dominicanas arrestaron a un miembro del grupo identificado como Darys José Báez Melo, hecho que alertó a Del Rosario Puente y Del Rosario Gautier, este último hijo de Toño Leña, quienes conversaron sobre la necesidad de cambiar los números de sus dispositivos para evitar sus detenciones, preocupados por el seguimiento que le daban las autoridades.

El expediente de José Jesús Tapia indica que su identidad fue descubierta cuando en una de las intervenciones telefónicas él le escribió a Toño Leña para decirle que iba a la “Justicia”, por lo que los agentes le dieron seguimiento y rastrearon que el imputado estaba asistiendo regularmente al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, donde se le seguía un proceso judicial.

También su anonimato se desvaneció cuando Del Rosario Gautier, el hijo de Toño Leña, dijo a las autoridades que la identidad de Tapia en BB Messenger era Bola Negra, el usuario que usualmente fungía de intermediario entre Mangrino (Toño Leña) y Gasela3 (César el Abusador).