Desde los acantilados del destierro.

Por José Reyes

https://scontent.fhex4-1.fna.fbcdn.net/v/t1.0-9/48237092_10216180228712663_8668160179981778944_n.jpg?_nc_cat=101&_nc_oc=AQkJS0nCIIfPUhaRiGF_y4YR1q8NPzszidRPop62cM_i4k5kjzlab6-A77oSpqEWFA8&_nc_ht=scontent.fhex4-1.fna&oh=2b5ad15c407538df9a8cc78b732a70df&oe=5E46A434¡Qué privilegio! es haber nacido,
En la latitud exacta donde cada niño
Llega al mundo con un poema en sus labios,
En lugar del llanto.

Nacer en un pueblo donde el sol.
Se levanta siempre detrás del cerro,
Besa los conucos, y se acuesta en la sabana,
Abrazando las margaritas.
Nacer en un lugar de luna llena
Donde la lluvia es danza, y el viento canto.

Nacer con el asombro del tajo en la caña,
Y el crujir de la carreta,
Con el zumbido del machete
Acariciando los tallos del tiempo.
Con el murmullo del mar,
Con el romper de las olas al disolverse en un beso de arena.

Nacer en la cuna de los sentimientos diáfanos,
Inundada de amor, Paz, y una ternura insondable
Desde el alba hasta el ocaso.

Nacer contando las arrugas del agua del rio,
Al pasar entre las piedras,
Cobijado por la ternura de ver morir el sol cada tarde,
En el páramo de una aurora.

Nacer procurando enderezar la curvatura del cosmos,
Tan solo para escribir una oda al soplar de las mariposas,
Oler el rocío, y mojar mis versos.
Nacer en un rinconcito del edén Peraviano,
Donde es posible redimir las manchas del pecado original,
Tan solo al contemplar sus calles.

Nacer en terreno fértil, inundando de excelsitudes,
Rodeado de la esencia que enciende el fuego de la virtud,
Que derrite el iceberg de la nostalgia.
Nacer en el único terruño, donde la gente
Es capaz de disipar el frio golpe de la distancia,
Al saber que la esperanza crece vertical como la hiedra
Para exprimir el triunfo.
Nacer en Bani…. ¡Un pedacito de cielo!

https://scontent.fhex4-1.fna.fbcdn.net/v/t1.0-9/73425102_10218655608635614_3154568167976599552_n.jpg?_nc_cat=104&_nc_oc=AQk0AABhwP-zRcBA_D_JARf--u0gS1wXxnrx_m8-Ap3yTpihzJFABuAPOgiL49XMpx4&_nc_ht=scontent.fhex4-1.fna&oh=2c10bfdfc7c5d6af2b36fa9f671f8ab7&oe=5E5496CF

MÚSICA
Jazz, rap y poesía, juntos en concierto de amor y resistencia en Nueva York

EFE | Ruth E. Hernández Beltrán
Nueva York

https://images2.listindiario.com/n/content/590/589723/p/294x440/201911022206371.pngEl jazz, el rap, la poesía y el "spoken word" se unirán en el concierto "Canciones de amor y resistencia" este sábado en Nueva York, una respuesta a los turbulentos tiempos que se están viviendo en el mundo, dijo a Efe el premiado pianista de jazz y director de orquesta, Arturo O'Farrill.

La intención del concierto, en el teatro del Hostos Community College en El Bronx, donde O'Farrill se presentará con su Afro Latin Jazz Orchestra, es la necesidad de estar unidos, como lo estarán estos géneros tan diferentes, ante el aislamiento que asegura se vive a nivel global.

"Gente que no tiene conciencia está cambiando al mundo, gente que no quiere compartir", afirmó el músico que en "Canciones de amor y resistencia" tendrá como invitados a artistas que considera "revolucionarios" porque "hablan de la necesidad de cambios, de abrazar al inmigrante, a los que sufren, a los que no tienen dinero".

La lista incluye a las raperas Ana Tijoux de Chile y la cubana Telmary Díaz, así como la activista, actriz y poeta de origen puertorriqueño Caridad de la Luz "La Bruja", que destaca en la el "spoken word", un tipo de performance poético.

"Esas tres mujeres son revolucionarias, necesitamos la voz de la mujer revolucionaria", afirmó el seis veces ganador del premio Grammy.

Para O'Farrill, una figura del movimiento afrocubano de jazz, el amor y la verdad son formas de resistencia y estas tres artistas "son ejemplo para nosotros de cómo vivir predicando la verdad, diciendo lo que se tiene que decir".

"Vamos a celebrar con ellas, la voz del futuro, porque en este momento el presente me da miedo", agregó.

"Estas mujeres dicen lo que hay que decir: que hay insatisfacción por el mundo en este momento. Hay que llevar el mensaje al público de que tiene que haber cambios. Creo que la voz del futuro será femenina y será la voz de la resistencia", afirmó.

Agregó que Ana Tijoux es "una predicadora de la verdad", una persona que siempre ha tenido conciencia política, como Telmary y como Caridad.

Entre los temas que interpretará Tijoux figura "Somos Sur" en el que habla de unidad latinoamericana y de la salida "de los yanquis" de esa región.

"En este momento tenemos que estar pendientes que Estados Unidos no es el guía del mundo, ya no, y ahora que Donald Trump está dañando la reputación de todos nosotros..." y está fallando con sus políticas económicas con otros países, argumentó el artista.

"Todos somos sur, somos pueblo, somos conciencia y ese tema de Ana es eso", subrayó.

Telmary Díaz llevará al escenario "Digan lo que Digan," "Cógela Como Arde," y "Spiritual Sin Egoismo" y Caridad de la Luz su "Celebration Nuyorican Poets".

El espectáculo contará además con los artistas del Hip-Hop Rebel Díaz, un trío de hermanos chilenos, y el también artista del spoken word Christopher "Chilo" Cajigas' y "DJ Logic", a quien se reconoce por introducir el jazz en el reino del Hip-Hop y como un respetado músico y líder de banda innovador, según el pianista.

O'Farrill indicó que quiso realizar un concierto de géneros diferentes porque para él "las fronteras son imaginarias".

"El mensaje que quiero llevar es el de unidos, unidos, unidos" dijo, para agregar que "el mundo está cambiando y no tenemos tiempo para el aislamiento".

"No estoy apoyando a políticos, estoy hablando del ser humano", argumentó quien considera que el artista "tiene voz" que debe dejar escuchar.

"El artista que no habla, se queda atrás. El artista que no habla no tiene conciencia porque no está informando sobre la verdad de la vida", asegura.

¿Quién es Peter Handke, el premio Nobel de Literatura?

Santo Domingo

https://images2.listindiario.com/imagen/2019/10/20/588/587503/294x440/201910181742181/quien-es-peter-handke-el-premio-nobel-de-literatura.jpegEl escritor austríaco Peter Handke (Carintia, 1942) ha ganado el premio Nobel de Literatura 2019. El pensador y dramaturgo austríaco es una de las plumas más reconocidas de la literatura alemana.

Escribió su primera novela en 1966, “Los avispones” y en ha sido autor de guiones para el mundo del cine, llegando a ganar el Premio del Cine Alemán a Mejor Guión.

Poeta, dramaturgo y novelista, la obra de Handke gira alrededor de la soledad y la falta de comunicación, con personajes angustiados y fuera de la sociedad, inmerso en problemas existenciales.

Cuenta con varios libros cuya trama se desarrolla en España: “En una noche oscura salí de mi casa sosegada”, “La pérdida de la imagen”, “A través de la Sierra de Gredos”, “Don Juan (contado por él mismo)” y “Ayer, de camino”, una recopilación de sus viajes por nuestro país. En uno de los primeros, en Valencia, asistió a una corrida de toros de la que salió horrorizado y con lágrimas resbalando por sus mejillas. Fue investido doctor 'honoris causa' por la Universidad de Alcalá de Henares en 2017.

Insultos al público

Conocido en sus inicios por su irreverencia y su espíritu provocador, la primera obra como dramaturgo con la que consiguió reconocimiento fue “Insultos al público, 1966”, en la que cuatro actores analizan la naturaleza del teatro y se dedican a insultar al público y a elogiar su propia actuación..

La obra fue un escándalo y expuso el afán vanguardista de Handke, que exploró esa faceta en otras piezas, sin trama convencional, sin personajes lineales o sin separación entre actores y público.

Entre sus primeras obras como dramaturgo destaca también “Kaspar” (1968), que presenta el caso de Kaspar Hauser, un adolescente del siglo XIX que creció totalmente aislado y al que la sociedad destruye al imponerle su lenguaje y sus valores racionales.

La novela más conocida

Su consagración llegó con su novela más conocida: “El miedo del portero ante el penalti” (1970), de tono existencialista, en la que se relata la historia del antiguo guardameta Josef Bloch, después de ser despedido de su trabajo como mecánico. Fue llevada al cine por su amigo el director alemán Wim Wenders, con quien ha realizado seis proyectos, como el guion de “El cielo sobre Berlín” (1987).

La última colaboración ha sido “Los hermosos días de Aranjuez” (2016), basada en una obra teatral homónima y con título sacado del Don Carlos de Friedrich Schiller.

En otro de sus grandes títulos, “Desgracia impeorable” (1972), Handke recrea la vida y el suicidio de su madre, a los 51 años, con un lenguaje austero en el que es considerado el mejor texto para introducirse en el universo del autor.

Otras novelas destacadas son “Carta breve para un largo adiós” (1972), “La mujer zurda” (1976), “El chino del dolor” (1983), “La tarde de un escritor” (1987) o “El año que pasé en la bahía de nadie” (1994).

Polémica relación con su país

Al igual que otros grandes escritores austríacos, como Thomas Bernhard o la Nobel Elfriede Jelinek, Handke ha tenido una relación tortuosa con su país, que abandonó a finales de los 80 para vivir en Francia.

La polémica marcó la vida de Handke a partir de la publicación de “Un viaje de invierno a los ríos Danubio, Sava, Morava y Drina, o justicia para Serbia” en 1996. Los críticos han considerado esa obra como un panfleto proserbio y algunos sostienen que llega a poner en cuestión el genocidio de Srebrenica, en el que en 1995 fueron asesinados unos 8.000 varones musulmanes por las fuerzas serbobosnias.

Handke ha negado que cuestionara o minimizara esa matanza y ha asegurado que solo se limitó a criticar que se hubiera demonizado a los serbios y se les achacase todos los males de la guerra.

Algunos intelectuales, como Jelinek y Wenders, han defendido a Handke y criticado lo que consideraron una campaña de difamación por pensar a contracorriente.

La polémica creció años después con su defensa del autoritario presidente serbio Slobodan Milosevic, a quien incluso visitó en su cárcel de La Haya en 2004 cuando era juzgado como criminal de guerra y en cuyo entierro tomó la palabra en 2006.

En un ensayo publicado en una revista literaria en 2005, titulado “Las Tablas de Daimiel”, negó la legitimidad del Tribunal Internacional para la Antigua Yugoslavia para juzgar a Milosevic y reiteró que los serbios son las auténticas víctimas de la guerra y de los bombardeos de la OTAN en 1999.

Estas expresiones hicieron que perdiera muchas simpatías y en 2006 la concesión del Premio Heine, dotado con cincuenta mil euros, desencadenó una enorme polémica en Alemania.

Handke renunció finalmente al premio y en 2014 también rehusó la dotación económica del Premio Internacional Ibsen tras la polémica que causó en Noruega su elección.

Ferocidad y belleza en la obra plástica de Marianela Jiménez

Ignacio Nova
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Santo Domingo, RD

En la Galería Nacional de Bellas Artes se exhibe una retrospectiva de sus obras.

https://images2.listindiario.com/imagen/2019/10/27/589/588669/294x440/201910262151481/ferocidad-y-belleza-en-la-obra-plastica-de-marianela-jimenez.jpegEs imposible no observar con asombro la fortaleza y calidades con las que Marianela Jiménez (Mao, 1925 - Santo Domingo, 2013) ingresó y permaneció en el terreno conflictuado del arte dominicano de los dos tercios finales del siglo XX. Como ayer, hoy volvemos a honrar su trayectoria de artista pionera y maestra de generaciones.

Lo hacemos en ocasión de la exposición retrospectiva de sus que en la Galería de Bellas Artes se presenta actualmente, bajo los auspicios de su directora, la Dirección General de Bellas Artes, el Ministerio de Cultura y los familiares y coleccionistas de la artista.

Era una deuda que esperamos apenas haya empezado a saldarse.

Con una obra ausente del mercado por la firmeza de sus coleccionistas en su decisión de conservarlas en sus colecciones, aportándole valorar y aprecio, Marianela Jiménez destaca en la historia del arte nacional por su rol protagónico a favor del impulso y desarrollo de las artes plásticas y las vanguardias.

Entre los primeros “bellasartianos”.
https://images2.listindiario.com/imagen/2019/09/22/584/583666/680x460/201910261750451/galeria.jpegA un año de concluir su adolescencia, ingresó a los territorios del arte sin comprender aún la dimensión y entramados conceptuales de los cambios que en la sensibilidad y las expresiones artísticas y los postulados estéticos acontecían en Europa y América, al influjo de ideales nuevos, reñidos con la tradición académica y la concepción del oficio como objeto exclusivo de poderosos y gobernantes.

A esa corriente se adscribió esta artista, de manos de Celeste Woss y Gil, Georges Hausdof y Joseph Gausachs.

Woss y Gil, irrumpió en el escenario nacional con su primera individual de 1924, un año antes de Marianela nacer. Venía con estudios formales en Cuba y la Art League de NY, complementados con su formación primera en las manos de Abelardo Rodríguez Urdaneta (1870-1933) y posterior estadía en la Francia de preguerra. Pero la producción de Woss y Gil fue escasa, por la fiereza de su sensualismo feminista incompatible con la moral de la época. En nuestra Historia del arte, Marianela queda como la responsable de llevar el expresionismo al nivel egregio al que lo elevó, quedando al mando en esta expresión vanguardista hasta el advenimiento de la generación del 50-60 y su separación temporal del oficio.

La adscripción de la artista a los destinos, formulaciones y forma expresiva de esta corriente a tan temprana edad era de esperarse dada la proximidad intelectual, vocacional y jerárquica de su padre, el poeta, escritor, maestro y ex Secretario de Estado de Educación Ramón Emilio Jiménez (Santiago de los Caballeros, 1986 - †Santo Domingo, 1970) con el grupo de inmigrantes que integró la primera matrícula docente de la Escuela Nacional de Bellas Artes, en 1942, cuando abrió sus puertas.

Entre el pueblo y la aristocracia.
Marianela fue parte de la mejor cosecha de las enseñanzas que allí impartieron Celeste Woss y Gil, José Gausachs, George Hausdorf, Manolo Pascual y José Vela Zanetti, entre otros; fundadores, imprescindibles y personales en su arte. Estaba entre sus primeros alumnos, contaba 17 años.

Dos hechos se conjugan para que esta artista despuntara con los rasgos que la caracterizaron y tal cual lo hizo: ese granado grupo de profesores y el apoyo de un entorno familiar comprometido con el arte y la cultura. El poeta Ramón Emilio Jiménez, a quien la escuela dominicana debe muchas de sus más emotivas y dominicanistas socionarrativas, apoyó sin reservas la vocación artística de su hija y, también, a ese grupo de artistas exiliados provenientes de España y Alemania. Su solidaridad quedó patentada en los retratos de la moza estudiante de arte que entonces era Marianela ordenó hacer a varios de ellos, incluyendo Gausachs y a Hausdorf.

Tan pronto destaca en la escuela, el estilo de Marianela Jimenez se ubica equidistante entre Hausdorf, Gausachs, Celeste Woss y Gil y Vela Zanetti.

Es algo extasiante para los diletantes del arte comprobar cómo la visión de la artista que por 1949 era Marianela según las obras pintadas por aquella época, conjuga, diestra y con personalidad propia, los temas, ideas y formas expresivas troncales de cada uno de estos portentos del arte dominicano de vanguardia.

En su enfoque una puesta en perspectiva de todo un entorno nacional que integra paisaje y gente. Personajes del folclore, playas, campos, flora y la ciudad caen a sus telas y adquieren la vibrante existencia que emana de un su trazo enérgico y cargado de pasta que entra al lienzo con fuerza huracanada, expresiva y matérica. Es la emanación de un alma escindida; que transita entre la fiera sensibilidad social y que, también, se regodea en el testimonio del boato conocido en un entorno de paisajes de afirmada presencia y fortaleza. Socialmente, la obra de Marianela Jiménez aborda los polos sociales opuestos de la sociedad que conoció. Su expresión no se detiene en nimiedades ni en descripciones. Su trazo pasa rápido y empastado sobre los anclajes y estructuras de sus representantes. Expresionismo e instinto creador. Boato unido al recuerdo. Pintura llena de melancolías y desafíos, propia de quien apuesta a la autenticidad consigo y su experiencia, que testimonia, en el arte, lo visto y lo sentido. Pueblo y aristocracia.

https://images2.listindiario.com/imagen/2019/09/22/584/583666/680x460/201910261750452/galeria.jpeg

Obra de Marianela Jiménez. “Expo Jerusalem” (1987-88), óleo sobre tela, 31 x 56 pulgadas.

Lejos, bien lejos, del arte de la dictadura
Esta “emanación” del alma del artista en sus obras es uno de los rasgos esenciales del expresionismo y toda la vanguardia artística, según Wilhelm Worringer (1881- †1965). También lo es para Ilse T. M de Brugger. Para el autor de “Arte y Empatía” (1908), las expresiones vanguardistas partían “de la subjetividad de un vivenciar y revivenciar contemplativos”, en los que “se ha eliminado la separación entre el revivir sensorial y el revivir espiritual”.

Marianela asiste a esta trágica separación del objeto poniendo sus ojos en los trabajadores, en la gente laboriosa. No los concibió ni expresó como subordinados o prisioneros del drama social de la explotación; tampoco como eco de la fanfarria futurista de los oficialismos latinoamericanos; menos aún bajo el prisma del heroísmo antagonista de la lucha de clases pregonada desde las izquierdas. Menos aún bajo la luz protectora, función heroica y calidad de pobladores del Edén como los expresó Vela-Zanetti al influjo ideologizado de la dictadura trujillista. Marianela fue y ha quedado como desnudez realista del testimonio de una artista. El oficio plástico como levantamiento perenne del drama social.

https://images2.listindiario.com/imagen/2019/09/22/584/583666/680x460/201910261750453/galeria.jpegEste documentar de la emotividad plástica toca todo lo que ella ve y pinta antes de que su carrera se viera interrumpida durante los años que debió dedicar a ser madre y esposa. La forma como lo hace, en piezas que descansan en importantes colecciones nacionales y del exterior, privadas y oficiales, como la Cámara de Diputados, entre otras, nos hablan de un abordaje del arte como compromiso personal inquebrantable.

Es lo que la trae de regreso al oficio en los años ochenta. La acompañan el trazo fuerte, la paleta empastada y multi pigmentada (“sucia”), el gesto libre y generalmente dinámico (movimiento en sentido de las diagonales) junto al colorido comedido y la abierta preferencia por los verdes grisáceos y terrosos contra toda suerte de color alejado de luz extrema o destello amarillento…

El enfoque: la añoranza: el testimonio emotivo del modo de vida de esa sociedad ida, en la que, al igual que en las fiestas en los parques de París de Renoir, cada cual ostenta sus anclajes…

Una artista digna de estudio. Fascinante y contradictoria en su recia voluntad. Algunos, apenas, de los rasgos distintivos de su carácter expresivo y su temperamento artísticos.

Los amantes del arte tienen la oportunidad de descubrir una de las artistas estelares del arte dominicano del siglo XX, a Marianela Jiménez. En la Galería Nacional de Bellas Artes.

El autor también es escritor, Historiador del arte y realizó Maestría en Ciencias Políticas.

Evento
La Feria Regional del Libro 2019 será en Monte Plata

Fausto H. Moreno
Monte Plata

https://images2.listindiario.com/imagen/2019/10/20/588/587507/294x440/201910181755541/la-feria-regional-del-libro-2019-sera-en-monte-plata.jpegCon el objetivo de promover y motivar la lectura en la zona Este del país, la Décimoquinta Feria Regional del Libro ofrecerá más de 120 actividades literarias y culturales en el evento, a celebrarse del 24 al 27 del presente mes en esta provincia.

La Feria Regional del Libro, tendrá dedicatoria especial para el laureado escritor monteplatense, Miguel Ángel Manchús, el más insigne y connotado de esta provincia, en los géneros ensayo, novela e investigación histórica.

En la llamada "fiesta de la cultura", participarán las provincias: El Seibo, Hato Mayor, La Altagracia, La Romana, Monte Plata y San Pedro de Macorís.

La feria también rendirá homenajes especiales al escritor Juan Carlos Mieses y la historiadora Celsa Batista, oriundos de la región, por sus méritos acumulados en largas y prolíferas trayectorias. Luego las provincias destacarán un escritor por cada territorio.

Por La Altagracia, Benito de la Rosa y Carpio; Ramón Peralta Romero, El Seibo; Joel Rivera, San Pedro de Macorís; Marcelino Ozuna, Hato Mayor; José López, La Romana y Andrés Julio Ramírez, Monte Plata.

El programa

Entre las actividades a destacar figuran las salas: Letras del Este, Conferencias, Animación a la Lectura, Café Literario y Carpa Infantil. Asimismo la Tarima Esmeralda, escenario para la presentación de grupos Artísticos y Folclóricos Artesanía, degustación gastronómica y otras manifestaciones e identidades culturales.

En tanto, que la glorieta del parque será habilitada para presentar una muestra de las riquezas literarias, culturales y turísticas de la provincia. Mas 40 librerías, fundaciones y editoras han confirmado su presencia.

Publicaciones

La Editora Nacional publicará durante la feria, un libro homenaje a la región Este, con textos de 21 escritores fundamentales oriundos de las seis provincias, del género narrativo. Aseguró que la obra contará con letras, de Miguel Ángel Manchús, Néstor Caro, Evangelina Rodríguez, Vetilio Alfau Durán, Freddy Prestol Castillo, Ludín Lugo, Pedro Pérez Cabral, Freddy Gastón Arce y Pedro Mir.