Escritora ocoeña pondrá a circular su libro "Metáfora de lo Indecible" este viernes en Paterson
http://www.ocoaenred.com/images/resized/images/stories/ocoe%C3%B1os_exterior/elsa-batista-libro-met%C3%A1fora-de-lo-indecible_300_300.jpgNUEVA YORK-La escritora ocoeña Elsa Batista pondrá en circulación su libro "Metáfora de lo Indecible", este viernes 21 de julio en el Museo de la Ciudad de Paterson.

La actividad en la que están siendo invitada la diáspora ocoeña en esta ciudad, se llevará a cabo a las 7:00 de la noche en Paterson, 2 Market Street, Paterson, Nuw Jersey 07501.
Este es el quinto libro de la reputada escritora y poeta dominicana, su más recientes libro fue; "Siempre odié los gatos", el cual fue pesto en circulación en varias ciudades de esta ciudad y República Dominicana.

Batista, nacida en San José de Ocoa y residente de Nueva Jersey, ha publicado los poemarios Puerto del deseo (2004), Cenizas de Ausencia (2007) y Lasitud del vuelo (2011).Es graduada en informática, y cursó estudios de psicología
El evento es gratis. Para más información llamar al 212-234-8149.
OcoaenRed

CEREMONIA
Trasladan cenizas de Pedro Mir al cementerio Puerta del Cielo
Santo Domingo
http://images2.listindiario.com/imagen/2017/07/12/474/473687/294x440/201707120140071/trasladan-cenizas-de-pedro-mir-al-cementerio-puerta-del-cielo.jpegLas cenizas del Poeta Nacional Pedro Mir fueron trasladados desde el cementerio Cristo Redentor a Puerta del Cielo, tras cumplirse hoy el 17 aniversario de su fallecimiento.

Las cenizas de Mir fueron llevadas desde el cementerio Cristo Redentor hasta este camposanto, con lo que se cumple un deseo de sus familiares de que el Poeta Nacional descansara en un lugar "digno, seguro y accesible".

Una ceremonia organizada por el Comité Pedro Mir fue realizada en su nueva morada, la cual fue presidida por Verónica Sención, quien expresó satisfacción por poder acompañar al poeta a su nueva morada.

Al acto asistieron el ministro de Cultura, Pedro Vergés; el rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Iván Grullón; Tony Raful, Juan Daniel Balcácer y Celeste Mir, entre otros familiares y amigos del poeta.

ESCRITORA CHILENA
Isabel Allende presenta su nueva novela "Más allá del invierno"
LA NOVELA PARTE DE LA CITA DE ALBERT CAMUS -"EN MEDIO DEL INVIERNO APRENDÍ POR FIN QUE HABÍA EN MÍ UN VERANO INVENCIBLE"
EFE
Madrid
http://images2.listindiario.com/imagen/2017/06/06/469/468980/294x440/201706052004091/isabel-allende-presenta-su-nueva-novela-mas-alla-del-invierno.jpegLa escritora Isabel Allende presentó ayer en Madrid su nueva novela, "Más allá del invierno", un libro que tiene "una carga política inevitable" y en el que aborda la vida de inmigrantes y refugiados bajo un prisma de amor, solidaridad y esperanza.

Allende, de 74 años, parte en esta novela de una cita de Albert Camus -"En medio del invierno aprendí por fin que había en mí un verano invencible"- para urdir una trama en la que presenta a unos personajes propios de la América de que se hallan "en el más profundo invierno de sus vidas": una chilena, una joven guatemalteca ilegal y un maduro judío norteamericano.

Los tres sobreviven a un terrible temporal de nieve que cae en pleno invierno sobre Nueva York y acaban aprendiendo que "más allá del invierno" hay sitio para el amor inesperado y para "el verano invencible" que siempre ofrece la vida cuando menos se espera.

Una novela que comenzó a escribir, como hace siempre, un 8 de enero, cuando ella misma estaba viviendo "una especie de invierno" tras la separación de su anterior pareja y creía que no iba a volver a tener un amor en su vida, ha explicado la autora en una rueda de prensa en Casa América en Madrid.

Allende, residente en California desde 1988, no evitó referirse a temas de actualidad ante los medios y aseguró que "lo peor" de la sociedad estadounidense está surgiendo con Donald Trump, una persona que cree "no saber leer" y con el que Estados Unidos está viviendo un "invierno político" como el que la autora refleja en su nueva novela.

Un invierno no solo individual sino también general de la sociedad norteamericana, porque, ha dicho, "con Donald Trump vivimos lo peor que le puede pasar a un país", un invierno político tras el que, no obstante, se ha mostrado convencida, surgirá ese "verano invencible".

Cuando Trump fue elegido presidente, Isabel Allende pensó en irse de Estados Unidos, pero "desgraciadamente" se volvió a enamorar, de un norteamericano, ha indicado.

Uno de los temas principales que aborda en su historia, según ha explicado la autora, es el de los refugiados y los inmigrantes, que ha relacionado con la "muralla china" que Donald Trump quiere construir entre Estados Unidos y México.

Desde la fundación que lleva su nombre y con la que trabaja a favor de los inmigrantes, la autora ha conocido a muchas personas como su personaje Evelyn, una joven y frágil guatemalteca que ha llegado de forma ilegal a Estados Unidos y por eso dice que no tuvo que inventarlo.

Su novela "tiene una carga política inevitable", ha explicado Isabel Allende, que ha recordado que como ocurre en Europa con los refugiados de Siria, nadie quiere abandonar su país sino que lo hace por necesidad.

"Yo también fui exiliada y no lo dejé todo por gusto", ha indicado la escritora, que ha dicho que nada se resuelve con un muro sino que sólo se puede solucionar en los países de origen.

Para Isabel Allende, lo que se está viviendo en Estados Unidos se refleja en el suceso ocurrido hace una semana en Portland, en Oregón, cuando un hombre mató a otros dos por defender a unas jóvenes de apariencia musulmana a las que éste insultaba en un tren.

En ese episodio está reflejado lo mejor y lo peor de lo que pasa en Estados Unidos, ha dicho la autora, que ha indicado que, no obstante, es optimista porque hay "miles y miles" de personas que son como los que defendieron a las mujeres y que "los menos" son como el atacante.

También se ha referido a la situación política en Venezuela, país que la acogió cuando se exilió desde el entonces "sombrío" Chile y en el que comenzó a escribir: "Me da mucha pena lo que pasa allí, pero los Gobiernos pasan, y los países y la gente queda", ha garantizado.

Si hubiera permanecido en Chile, ha asegurado, habría seguido siendo periodista y no habría sentido la necesidad de escribir, porque su primera novela, "La casa de los espíritus" (1982), fue para ella "un ejercicio de nostalgia, pues estaba perdiendo la memoria del pasado".

La novela, editada por Plaza y Janés, ha salido simultáneamente a la venta en España y Latinoamérica con una tirada inicial de 300.000 ejemplares, mientras que en Estados Unidos se publicará en otoño.

POETA
Así fue la vida de Pablo Neruda
Santo Domingo
http://images2.listindiario.com/imagen/2017/07/09/473/473312/294x440/201707081924211/asi-fue-la-vida-de-pablo-neruda.jpegEl próximo miércoles 12 se cumple un año más del nacimiento, en Chile, del poeta Pablo Neruda.

El escritor, que recibió el Nobel de Literatura en 1971, tuvo una vida intensa que lo llevó desde la Araucanía chilena hasta recónditos lugares del mundo y el corazón de millones.

Aunque "intermitentes" y "olvidadizos", y aunque muchos pudieron haberse "desdibujado al evocarlos", los recuerdos de Neruda permiten conocer curiosos detalles de la vida de un poeta de su dimensión.

¿Por qué adoptó el nombre con el que se hizo famoso? ¿De qué trataba su primer poema? ¿Qué pensaba de recibir el Nobel? Conoce las respuestas en las palabras del propio autor registradas en su libro de memorias "Confieso que he vivido".

Su nombre real y su familia
Neftalí Ricardo Reyes Basoalto, hijo de José del Carmen Reyes y Rosa Basoalto, nació en Parral, Chile, el 12 de julio de 1904. Al mes siguiente su madre murió de tuberculosis. Su padre se casó luego con Trinidad Candia Marverde. La familia se estableció en Temuco.
De su madrastra, dice Neruda que era una mujer "diligente y dulce, tenía sentido de humor campesino, una bondad activa e infatigable".
Pero... ¿por qué se puso Neruda?
El padre de Neftalí no quería tener un hijo poeta, así que, con el objetivo de encubrir sus primeras publicaciones, el adolescente buscó un apellido que despistara a su progenitor. ¿De dónde lo sacó? De una revista. Ni más ni menos.

"Encontré en una revista ese nombre checo, sin saber siquiera que se trataba de un gran escritor, venerado por todo un pueblo, autor de muy hermosas baladas y romances y con un monumento erigido en el barrio Mala Strana de Praga".
Su primer poema
Fueron unos versos dedicados a su madrastra y los escribió cuando apenas había aprendido a escribir. Los puso en limpio en un papel y se los mostró a sus padres.
"Les alargué el papel con las líneas, tembloroso aún con la primera visita de la inspiración", cuenta el poeta. "Mi padre, distraídamente, lo tomó en sus manos, distraídamente lo leyó, distraídamente me lo devolvió, diciéndome: '¿De dónde lo copiaste?'. Y siguió conversando con mi madre de sus importantes y remotos asuntos".
Siendo chico conoció a Gabriela Mistral
Mucho antes de ganar el Nobel de Literatura, la escritora chilena fue directora del liceo de chicas en Temuco, donde se crió Neruda. En las pocas veces que se vieron, Mistral le regaló algunos libros.
Puedo decir que Gabriela me embarcó en esa seria y terrible visión de los novelistas rusos", afirma el autor de "Veinte poemas de amor y una canción desesperada".
Pablo Neruda
Su primera publicación no fue un poema
Fue un artículo a modo de reflexión, aparecido el 18 de julio de 1917 en el diario La Mañana, de Temuco. El título: "Entusiasmo y perseverancia". No sorprende su precocidad (acababa de cumplir 13 años), pues Neruda era desde niño un lector voraz.
"Mientras tanto avanzaba en el mundo del conocimiento, en el desordenado río de los libros, como un navegante solitario. Mi avidez de lectura no descansaba de día ni de noche [...]. Como un avestruz, yo tragaba sin discriminar".

Su carrera diplomática tuvo un curioso inicio
Neruda fue cónsul de Chile en varias ciudades del mundo. Pasó por Asia, Europa y América. Pero su carrera diplomática tuvo, en 1927, un inicio algo curioso.
Lo cuenta de este modo: "El atildado funcionario [...] dio los nombres de varias ciudades diseminadas en el mundo, de las cuales sólo alcancé a pescar un nombre que nunca había oído ni leído antes: Rangoon.
―¿Dónde quiere ir, Pablo? ―me dijo el ministro.
―A Rangoon ―respondí sin vacilar.
―Nómbrelo ―ordenó el ministro a mi protector, que ya corría y volvía con el decreto".
Tuvo una mangosta como mascota
Se llamada Kiria y, junto a un perro, le hizo compañía al poeta en sus solitarios días como cónsul en Colombo, en Ceilán (Sri Lanka).
"Esta, recién salida de la selva, creció a mi lado, dormía en mi cama y comía en mi mesa. Nadie puede imaginarse la ternura de una mangosta. Mi pequeño animalito conocía cada minuto de mi existencia...".

También tuvo una gran colección de caracoles
Amaba el mar y le gustaba coleccionar conchas marinas, por eso exploraba las playas en busca de ellas. Por "intercambio y compra, regalo y robo", llegó a tener miles.
"Un día lo agarré todo y en inmensos cajones los llevé a la universidad de Chile, haciendo así mi primera donación al Alma Máter. Ya era una colección famosa. Como buena institución sudamericana, mi universidad los recibió con loores y discursos y los sepultó en un sótano".

Abusó de una paria
Es uno de los episodios más controversiales de la vida del escritor y él mismo lo relata en "Confieso que he vivido". La mujer, de la raza tamil, se encargaba de limpiar cada día el retrete del bungaló donde vivía Neruda, quien quedó fascinado por la belleza de la paria.
"Una mañana, decidido a todo, la tomé fuertemente de la muñeca y la miré cara a cara. No había idioma alguno en que pudiera hablarle. Se dejó conducir por mí sin una sonrisa y pronto estuvo desnuda sobre mi cama [...]. El encuentro fue el de un hombre con una estatua. Permaneció todo el tiempo con sus ojos abiertos, impasible. Hacía bien en despreciarme. No se repitió la experiencia".
¿Deseaba recibir el Nobel?
Como cualquier otro escritor, sí. No obstante, antes de 1971, año en que finalmente lo ganó, cuando su nombre sonaba entre los posibles candidatos Neruda y su mujer recurrían a estrategias como el enclaustramiento para evitar las preguntas respecto al codiciado premio.
La verdad es que todo escritor de este planeta llamado Tierra quiere alcanzar alguna vez el Premio Nobel, incluso los que no lo dicen y también los que lo niegan.

Literatura
Medio siglo de “Cien años de soledad”
EFE
EE.UU., México y Bogotá
http://images2.listindiario.com/imagen/2017/06/05/469/468841/294x440/201706050018551/medio-siglo-de-cien-anos-de-soledad.jpeg“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos...” Así inicia la obra que la argentina Editorial Sudamericana publicara a un autor colombiano residente en México poco conocido, el 5 de junio de 1967 y que convertiría al pueblo ficticio de Macondo en un lugar mágico para millones de lectores.

El libro era “Cien años de soledad”; el autor, Gabriel García Márquez, quien en 1982 obtendría el Nobel de Literatura.

Hoy, a 50 años de la publicación, Latinoamérica recuerda uno de los libros más importantes del siglo XX.

http://images2.listindiario.com/imagen/2017/06/05/469/468841/680x460/201706050018552/medio-siglo-de-cien-anos-de-soledad.jpeg¿Qué lo llevó a la fama?
“En el momento de su publicación hubo una coincidencia de factores que allanaron el terreno para el futuro éxito mundial de esta gran obra”, explicó Álvaro Santana, un investigador español que lleva ocho años estudiando esta novela.

En 1967 la industria editorial española alcanzó su punto más álgido de la década para obras nuevas, después de que cinco años antes el dictador Francisco Franco suavizara la censura.

Además, a mediados de los 60 se produjo el colapso de grandes estilos literarios como el indigenismo latinoamericano, el realismo social español y la nueva novela francesa.

“Gabo” consiguió armar un discurso en “Cien años de soledad” que trascendía esos tres estilos a la vez. Por último, el guatemalteco Miguel Ángel Asturias se convirtió en 1967 en el segundo autor latinoamericano en recibir el Premio Nobel de Literatura. “Entonces, lo más vanguardista era la novela hispanoamericana y ‘Cien años de soledad’ era el gran superventas en 1967 en Latinoamérica”, explicó Santana.

Capítulos anteriores
Gabriel García Márquez difundió episodios sueltos para sondear al público antes de terminar la novela.

Eran siete capítulos que fueron publicados en periódicos y revistas que circulaban en más de 20 países para medir la reacción de los lectores, perfeccionar el relato, promocionar el libro y disipar sus dudas respecto a la calidad del texto.

Los episodios cayeron en el olvido porque se creía que eran idénticos a los publicados en la primera edición de 1967, pero no es así: desde la primera página hay cambios en el lenguaje, la estructura, la ambientación y la descripción de los personajes.

Espejo de Colombia
García Márquez puso a Colombia delante de un espejo y su reflejo quedó plasmado en “Cien años de soledad”, una novela que establece un vínculo entre la ficción y la realidad del país.

“’Cien años de soledad’ es la epopeya de un pueblo, pero también de una región, de un país, de un continente y del mundo, por eso es que lo leen en todas partes y a todo el mundo le apasiona”, afirmó en una entrevista con Efe el escritor Conrado Zuluaga, uno de los mayores conocedores de la obra de García Márquez.

En la novela confluyen rasgos de la identidad, la historia o la idiosincrasia colombiana tratados con el encanto del realismo mágico.

Tan es así que el Nobel de Literatura de 1982, en una ocasión en que le preguntaron su punto de vista sobre un tema de interés nacional, dijo con su habitual desparpajo: “no me jodan más, lean ‘Cien años de soledad’ que ahí hay 350 páginas de opiniones sobre Colombia”.

EDICIÓN

La editorial Planeta celebrará el primer medio siglo de la novela con una edición ilustrada en la cual está involucrado Gonzalo García Barcha, hijo de Gabriel García Márquez.

En un comunicado, el grupo explicó que la edición será ilustrada por la artista chilena Luisa Rivera con la tipografía Enrico, creada en especial para el libro por García Barcha.

“Además de la edición rústica, habrá una más en tapa dura limitada a cuatro mil ejemplares que llegará a librerías mexicanas en el mes de junio”, explicó Planeta.