DESDE ORLANDO PARA EL MUNDO
“RÉQUIEM PARA MI PUEBLO DE BANI”

JESUS RAMON BAEZ COSTE Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://notisurbani.com/images/jesus_ramon_baez_foto_nueva.jpgEn vista de la descomposición social, moral, de valores, de principios, del gran sentido de solidaridad de laboriosidad, de integración, la falta de humanización, de amor, de comprensión, la castración de emprendedurismo, la falta de seguridad ciudadana, la falta de esa paz, que conlleva una infelicidad generalizada, el secuestro involuntario que han sometido a todos los munícipes de Bani.

Hablamos de Bani, pero esto es aplicable a cada pueblo que conforman este país, en donde los graves problemas que se hacen presente en el más alto grado de manifestación de la delincuencia, el sicariato es su eje principal, en donde la vida de un ser humano por cualquier cantidad de dinero que se ofrezca tiene miles de voluntarios, los atracos, los robos, antes las miradas de las autoridades que tienen que velar porque esto no suceda, por el contrario, caen en la complicidad.

Pensaba hacer un relato escrito para que quedara como constancia a las nuevas generaciones de que hubo una clase de personas pensantes, que mantenían sus sentimientos sus recuerdos, sus vivencias en sus corazones y que hacían los intentos de poder rescatar a ese Bani, de sus sueños, pero que cada día se hacían pesadillas poder conseguirlo.

No vale la pena hacer ningún esfuerzo por resucitar un pueblo muerto, en donde el sustento de continuidad, en que se apoyan los pueblos progresistas es la juventud, y en estos momentos se encuentran embelesados, dormidos, cuya arma de pensar son las hookas, las drogas, los colmadones, personas sin ninguna motivación derrotados, sin deseos de superación. Mostrando la menor importancia en lo que sucede en su entorno, lo que tiene importancia es la avaricia, la codicia, el arte de vivir bien y fácil, y son capaces de acceder a cualquier propuesta indecente que se les hagas.

Lo de las clases dominantes que se encuentran encumbrados, disfrutando de las atrocidades enmarcada en una corrupción vulgar, conocen las debilidades de este pueblo, y acuden a las peores complicidades e impunidad, para proteger cualquier acto deshonesto que cometan sus partidarios, haciéndolos compromisarios de todo el desorden institucional.

El liderazgo local se encuentra en igual condiciones, sentados en sus casas, mirando el entierro pasar por el frente de su habitad, con zonas de confort, esperando que los que están sigan haciendo las cosas mal, porque a ellos les conviene políticamente, para luego en el próximo proceso electoral, sacar las cosas negativas que se hizo, cuando se pudo evitar.

Hoy día, los líderes locales destacados notables, los líderes comunitarios, de grupos religiosos, de grupos sociales que mantienen contactos con los ciudadanos ordinarios mantienen sus altares, pregonando y poniendo de manifiesto su amor por lar natal, con poses en los medios digitales, en la prensa, con un desborde de elogios, de amo a mi pueblo, amo a Bani, yo soy Bani, pero en los momentos que su pueblo necesitaba de su presencia, de alzar su voz en las tribunas, de rescatar y preservar esos valores, principios morales y éticos que nos dejaron nuestros antepasados, nunca quisieron dar el rostro por temor a que los vinculen políticamente a un sector opositor, ya que esto iba en contra de sus principios económicos.

Ese liderazgo que no es capaz de levantarse y enfrentar a las autoridades y reclamar que renuncien sino son capaces de brindar y cumplir con sus deberes, un pueblo sin agua, sin salud, sin educación, sin seguridad ciudadana, sin identificación cultural, sin raíces, sin historia, con un caos en el transporte, en donde cada cual hace lo que venga en gana, un pueblo que a las siete de la noche es un pueblo fantasma, en donde las calles son de los delincuentes.

Un pueblo así, que ese mismo liderazgo en su caminar llevan sus obras debajo de los brazos, haciendo gala de sus logros, de su contribución al desarrollo y crecimiento, pero ocultando sus negocios y beneficios que han logrados de manera particular, con un enriquecimiento de los recursos del erario para su uso personal, son los mismos que en el mañana presentaran facturas por sus actuaciones en los venideros procesos electorales.

No creo ,es más sin la creencia, es como dice un conocido que dijo, que Bani, está dormido, alguien le respondió no Bani, agudiza, y este conocido agrego que Bani no existe, de mi parte digo que Bani está muerto, solo permanece en la mente de lo que alguna vez dieron su alma, su espíritu y se destacaron en las luchas que se escenificaron en sus calles, sus barrios, sus municipios, a todos ellos les digo y en parte coincido en comparación de lo que dijo ese conocido, sobre Atenas ese pueblo de Grecia.

Ese Atenas, la que en su nacimiento fuera escenario en grandes coliseo de combates dejando huellas para la historia, en estos momento es solo historia, así considero a mi querido pueblo de Bani, un pueblo muerto que solo es parte de la historia, y que solo queda en la mente de muchos sonadores, en la que me incluyo, que pensaron alguna vez retornar a su pueblo, y compartir sus últimos días de sus existencias, para vivir en carne propia,sus añoranzas, recuerdos y vivencias de ese Bani, que disfrutaron con mucha sanidad, con mucho amor.

Es por esto que un vocabulario religioso, quiero llevar este trabajo, como réquiem para mi pueblo muerto de Bani.