REFLEXIONES DEL DIRECTOR
Nuevas dimensiones para la cobertura gráfica

Miguel Franjul

https://images2.listindiario.com/imagen/2018/02/04/501/501321/680x460/201802032046041/nuevas-dimensiones-para-la-cobertura-grafica.jpegMientras la imagen se enseñorea sobre el texto en las plataformas digitales, los impresos tienen que apelar a nuevas formas de adaptarse a estas preferencias y lograr atractivos visuales en sus páginas, haciendo un uso más diversificado de sus dispositivos de fotos y videos.

Con la existencia de teléfonos inteligentes y tabletas que poseen cámaras para hacer fotos y vídeos de alta resolución, las oportunidades de aprovechar la captura gráfica de eventos noticiosos han enriquecido las coberturas de los impresos, que ya no quedan únicamente en manos del staff tradicional de fotógrafos sino de nuestros propios reporteros.

Esta es la nueva experiencia que se vive dentro de los retadores procesos de fusión de los multimedios que ayudan a dar otras dimensiones a la cobertura gráfica, que cada vez tienen un papel predominante en la información noticiosa.

En la etapa actual de hibridación de medios impresos con digitales, el pilar de la fotografía es uno de los más impactados por las novedades tecnológicas que abonan el parque de recursos que se requieren hoy día para satisfacer las exigencias de los lectores y usuario.

Como los iPhones, las tabletas y otros dispositivos cuentan con verdaderas cámaras de alta resolución y disparos en línea, los reporteros multimedios han tenido que aprender a usarlos en fotos y vídeos y a manejar aquellas aplicaciones que les permiten subir inmediatamente a la red el producto de sus trabajos gráficos.

Los fotógrafos profesionales de planta también aprenden a manejarse en dos disyuntivas: en la de capturar los instantes más llamativos en la cobertura de los eventos, y en la de no perder el objetivo de la calidad y precisión por la presión inmediatista.

Aquí también entra en juego el factor calidad frente al de la cantidad. No es lo mismo apretar el obturador del iPhone o la tableta para alcanzar una importante secuencia de cuadros gráficos, sino el de saber capturar un momento en el que los factores de cercanía o profundidad, iluminación o encuadre, contribuyan a ofrecer la mayor cantidad de información que tiene una buena fotografía.

El aprendizaje de las técnicas de filmación y fotografía para las dos plataformas es un imperativo en los tiempos actuales. En algunos casos, diría yo que entremos, algunos impresos han tomado la decisión de suprimir o disminuir sus equipos de fotógrafos para apostar al trabajo de los reporteros multimedios.

Fue lo que ocurrió en 2013 en el Chicago Sun-Times, que despidió a todos sus fotógrafos y descargó la responsabilidad de sus coberturas gráficas en los reporteros multimedia o en algunos fotógrafos free-lances que contrató para actividades especiales.

The Guardián, de Inglaterra, también dotó de iPhones a numerosos periodistas a los que adiestró en su manejo para vídeos y fotos, pero sin prescindir tan radicalmente de los fotógrafos profesionales.

En uno u otro caso, estos cambios de experimentación y error son el pan de cada día en las redacciones integradas que luchan por estar a la altura de las exigencias e innovaciones que trae la dinámica era digital al mundo de las comunicaciones sociales.