Tres Falsos Demócratas en el Caribe

Por Eugenio Ortiz Soto. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

20 de mayo el 2018 Baní, Provincia Peravia, R.D.

ceferino ortiz sotoNicolás Maduro es un dictador. Sus elecciones son una farsa. Nicolás Maduro y su régimen deben ser aislados de la O.E.A. y el mundo, Y el gobierno de Danilo Medina debe apoyar la posición del gobierno de los Estados Unidos. No podemos como país ser más títeres de la dictadura de Maduro, haciéndole el juego con diálogos falsos, que solo trataron de lavarle la cara sucia al régimen venezolano. Aunque confieso que no me sorprendió la actitud de Danilo Medina, pues no lo considero un demócrata.

Danilo Medina ya está bautizado como “el dictador del siglo XXI”. Leonel Fernández lo consideró así por estar confirmado por sus propios hechos: suprimir las elecciones primarias en su partido, el PLD para que se reeligieran todos los senadores que apoyaron la modificación de la constitución en el 2016. Este cambio de votos de reelección por reelección, no obstante, suprimía las elecciones internas del PLD y la democracia en el país.

Leonel Fernández, que hoy se autoproclama demócrata, lo rubricó y lo apoyó también, haciéndole el juego a quien por sus hechos se confirma que es el nuevo dictador del siglo XXI en el Caribe.

Quizás por estas cosas y muchas más la administración de Trump ve como un peligro desestabilizador en la región que quien esta bautizado como “el dictador del siglo XXI” sea la misma persona cuyo gobierno hoy hace negocios diplomáticos con la China Popular, negocios ensombrecidos con denuncias de sobornos hechas por Taiwán. Sobornos que, en un futuro, de resultar comprobados, le darían la razón a quienes hoy los denuncian. Ya ocurrió de esta manera con Odebrecht y Punta Catalina, etc. A quienes lo denunciaron ayer el tiempo les dio la razón hoy, por ejemplo, a aquel famoso spot de campaña del PRM censurado y prohibido por presiones del gobierno del PLD en las elecciones del año 2016.

Mientras China Popular soborna a la Republica Dominicana, Nicolás Maduro soborna al pueblo venezolano con regalos y promesas en su farsa electoral. La Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, el Grupo de Lima, entre otros, piden anular la farsa. Para que haya democracia, debe haber demócratas, así dijo una vez el filomarxista de Juan Bosch cuando todavía era demócrata.

“Ahí donde terminan las elecciones libres empiezan la tiranía”.

Tom Payne.