La juventud está secuestrada

delfis aybarHace, hoy 9 de julio del 2018, 10 meses y una semana que fue conformado el consejo municipal de la juventud, un segundo intento fallido de la comunidad banileja, de echar andar la efervescencia de la juventud unidos bajo esta organización amparada por la ley de la Juventud.

El proceso duró 2 meses aglutinando todas las organizaciones juveniles del municipio, dándole cabida a todos y cada una de las instituciones que cumplían los requisitos para pertenecer y aspirar a los cargos directivos, había entusiasmo, un deseo de colaboración de jóvenes talentosos, con muchas ideas buenas, constructivas, para el desarrollo de los de su clase.

El 6 de julio del 2017 día en que el ministerio y la dirección municipal de la juventud convocaron para echar andar el propósito, convergieron jóvenes de todos los estamentos sociales y políticos, sin diferencias todos con las manos dispuestas a estrecharse por un solo objetivo.

Esta gesta tan motivadora se vio empañada, unas semanas antes, cuando la diferencia política de un grupo se impuso por encima de los buenos propósitos de jóvenes preparados con un objetivo claro y con conocimientos concretos de los que estaban ostentando.

Hoy nos preguntamos, ¿dónde está representada la juventud banileja? ¿Cuál es el trabajo que hasta hoy realiza el Consejo Municipal de la Juventud?

Casi un año secuestrado, sin accionar, sin actuar en busca de nuevas reivindicaciones para los jóvenes de la provincia.

Clamamos al Honorable Alcalde del municipio Nelson Camilo Landestoy, el director municipal y provincial de la juventud para que recuperen y presten mayor atención a este importante organismo juvenil.