EL GABINETE DEL CINE
El presupuesto en publicidad

Pachico Tejada

https://images2.listindiario.com/imagen/2019/03/09/557/556647/294x440/201903090152181/el-presupuesto-en-publicidad.jpegEn una entrevista reciente que les hice a los realizadores Natalia Cabral y Oriol Estrada, que esta semana son el tema principal de esta página por el estreno de su película “Miriam miente”, y que fue publicada en este diario, ambos coincidían en que pese a todas las facilidades que se tienen en este momento para hacer cine, gracias a la ley y el trabajo que desarrolla la Dirección General de Cine (DGCine), existe un aspecto en el que todavía están débiles.

Es en cuanto a la publicidad de los filmes que se producen y estrenan (una veintena al año), pero que solo unos pocos logran tener un adecuado manejo de marketing. Esas que logran llegar al conocimiento de la audiencia regularmente son comedias con figuras conocidas.

Pero los cineastas como ellos, que buscan hacer un trabajo artístico, claro está, sin desmerecer a los que hacen cine de evasión y entretenimiento, que también es válido, tienen poco presupuesto para anunciarse.

Ha sido el caso de muchas películas que tratan temas atractivos para la audiencia, pero que al no contar con estrategias adecuadas, para que por lo menos llegue a conocerse su estreno en esas personas que les interesa ese tipo de cine.

Esta es una de las razones por las que el gran público aún tiene la errónea percepción de que “aquí solo se hacen comedias”. Y en ese sentido han sido muchas las personas que se me han acercado para preguntarme donde veo tal o cual película, luego de que ya ha salido de cartelera porque no se enteró de que fue estrenada.

Esperemos que esto cambie y que así como aparece el dinero para que se realicen los rodajes, también se piense en crear formas de promoción de este tipo de cine, que en todos los países es de minorías, que no se piense que es algo exclusivo de aquí. Pero que por lo menos la audiencia conozca cuáles son los estrenos de cine local y tenga la opción de ir o no a verlas.