La cancelación del profesor Pol y la victoria de los Estudiantes.

“La libertad no se define, se ejerce¨. Octavio Paz

Por: Sócrates David Peña Cabral   2 de marzo del 2020

http://notisurbani.com/images/Socrates_david_pena_foto_para_ultimo_articulo.jpgEn sus labores magisteriales, lo conocí siendo compañero de faenas de mi madre. Pero la verdad, fue con mi Padre, en medio de ¨análisis¨ políticos, cuando pude apreciar el talante de hombre firme en sus convicciones. En un tiempo, fue de costumbre que Máximo Pol, llegará hasta mi casa para ofrecer saludo y conversar. A veces, lo hacía luego de que Manuel Guerrero (negro) cumpliera la encomienda de llevar a mi hogar el periódico ¨Vanguardia del pueblo¨ y la revista ¨Teoría y Acción¨, pues constituían base para ¨discutir¨ con mi papá los ¨planteamientos ¨ de sociología que llegaban como hidra generadora de ¨ejercicios de teoría política¨.

Hoy reconozco que ni Pol, ni Negro y menos mi Padre, eran adelantados sociólogos, sino unos ¨atrevidos¨ que mencionaban a Durkheim y la idea de educación moral, cohesión social y división social del trabajo, tratando de convencerse a sí mismos de sus posturas. El profesor Pol, fue un banilejo vehemente honesto. De una apreciable calidad humana, de una entrega total a sus ideales, a sus principios.

A distancia, en algún momento observé como trataban de denostarlo, considerándolo un hombre anacrónico. Recuerdo, una tarde-noche, la defensa que hizo mi padre del profesor Pol, cuando le dijo a un individuo, ¨En el fondo envidian a Pol, pues todos hubiesen querido ser como él, vivir la vida solo apegado a una luminosa utopía¨. Esa frase, aparece radiante como aquel día, pues la vida que llevo Máximo Pol pone al desnudo las otras vidas, porque su vida austera pone al descubierto los éxitos de otros. ¿Cuantos han tenido que transarse, han tenido que capitular, dejar de ser, para convertirse en hombres de éxito político u económico? Es más, muchos temen recordarlo, es como flagelo de la remembranza más hermosa del tiempo en que todo era ¨servir al partido para servir al pueblo¨.

De aquellos encuentros aprendí que se podía disentir, que siempre habrá un concierto de opiniones e ideas, pero sobre todo que hay individuos, que aun no se comparta con ellos un criterio, deben ser respetados, pues juegan su destino sobre la carta única de su dignidad.

Luego de la caída de Trujillo, el magisterio nacional, asumió con nuevos bríos la defensa de los principios democráticos, por eso sufrieron muchas arbitrariedades. La confederación mundial de organizaciones de profesionales de la enseñanza (CMOPE), se mantenía exigiendo respeto a los maestros y la federación nacional de maestros (FENAMA), promovía encuentros, seminarios, para producir una dirigencia efectiva y constructiva, que aportaran al desarrollo político y social de la nación, pues era necesario y vital que los profesores se inmiscuyeran en los procesos políticos, era incipiente la cultura democrática y sobre todo, las posturas que hablasen de libertad y desarrollo social.

Los que asumían, completamente, el rol del maestro, promoviendo una atmósfera que invitara todos los alumnos investigar, aprender, a construir su aprendizaje, y no sólo a seguir lo que el profesor hacía o decía, eran individuos observados y perseguidos por las instancias políticas, pero muy apreciados y bien valorados por el estudiantado.

Para el mes de diciembre del 1966, después de varios años en el magisterio, el profesor Máximo Pol fue cancelado del plantel en que laboraba. No fue ofrecido ningún motivo convincente y los estudiantes de la escuela intermedia Canadá presentaron formal protesta y luego convocaron a reunión con el personal dirigencial y docente de dicho centro de estudios. Los primeros inquirieron nueva vez sobre la razón del despido. Se les contestó que la disposición había emanado de la Secretaria de Estado Bellas Artes y Cultos y que ¨desconocidas¨ eran las causas.

Ante la circunstancia, los alumnos de la escuela Canadá se reunieron con los estudiantes del liceo Francisco Gregorio Billini, por lo que en asamblea fue decidido no asistir a clases por una semana como protesta por la citada cancelación. Exigieron además, por comunicación, al Secretario de Educación, que informara la causa del despido, declarando que si la misma era por razones políticas, la repudiarían. Los estudiantes afirmaron que la situación era todavía normal en los planteles y que eran ellos quienes primero lamentaban tener que asumir acciones, pues se encontraban en exámenes.

No hubo respuestas de la Secretaria de Estado Bellas Artes y Cultos, y los jóvenes estudiantes, como tantas veces ocurrió, se levantaron, exigiendo en las calles la reposición del profesor Pol, pero más, exhortaban contar con ¨la posibilidad de expresarse pública y libremente¨.

protestas socrates david Pol 3 marcha estLas revueltas estudiantiles de los años sesenta y 70, no fueron, por supuesto, ninguna revolución que pretendiera alcanzar el poder. Se trataba, fundamentalmente, de decir NO al poder autoritario. Pero además, se trataba de acompañar la protesta con la acción, en la confianza de poder cambiar las cosas que se creían eran mejorables.

Para el 9 de febrero (del 1966) frente al Palacio Nacional habían sido ametrallados jóvenes estudiantes, pero los de Bani, no se sintieron amedrentados y tomaron las calles para ser oídos y pidieron con alta voz, que fuera atendido su reclamo. La Unión de Estudiantes Revolucionarios (UER), hizo llamado a la protesta y de inmediato fueron señalados por las autoridades ¨como agitadores estudiantiles¨, que ¨escapando al control de las autoridades educativas, se lanzan actividades delictivas, creando un grave problema educativo y disciplinario¨.

Los aguerridos adolescentes banilejos mostraron en las calles su descontento y la policía los reprimió. El acontecimiento conmovió en Bani, pues no se trataba de ¨turbas políticas¨, sino de muchachos conocidos y aplicados estudiantes, respetados y respetuosos con sus vecinos. Constituían para entonces una avanzada de prodigios.protestas socrates david POL 2 Policia

protestas socrates david POLLos padres y amigos de la escuela Canadá se reunieron en el liceo Francisco Gregorio Billini para tratar las protestas y la situación originada tras la cancelación del profesor Máximo Pol. El alumnado se negaba asistir hasta que no resultara suficientemente esclarecido el origen de la cancelación de dicho profesor.

Se adopto el acuerdo, por un lado, de formar una comisión, compuesta por miembros de la sociedad, para visitar a los demás padres de los alumnos a fin de que influyeran en sus ánimos ya que se encontraban en periodo de exámenes, y de otro, discutir con las autoridades la solución del asunto sobre la cancelación. El doctor Ramón Díaz Puesan, Rafael Angel Franjul, Mateo Pimentel, Olga Santos, Altagracia Díaz, Dalma Miniño, Grecia de Daniel, Isabel María Báez y Rafael Santos, fueron las personalidades que formaron comisión.

En poco tiempo, el profesor Pol se encontraba restablecido en su aula y los jóvenes estudiantes en algarabía lo recibían, pues constituyó su triunfo. Aquellos estudiantes banilejos no trataron en definir su libertad, simplemente la ejercitaron, asumiendo con valentía ¨la elección de sus propios maestros¨.

¨La juventud vive siempre en trance de heroísmo. Es desinteresada, es pura. No ha tenido tiempo aún de contaminarse. No se equivoca nunca en la elección de sus propios maestros. Ante los jóvenes no se hace mérito adulando o comprando. Hay que dejar que ellos mismos elijan a sus maestros y directores, seguros de que el acierto ha de coronar sus determinaciones. En adelante, sólo podrán ser maestros en la república universitaria los verdaderos constructores de almas, los creadores de verdad, de belleza y de bien¨.

En aquellos días, máximo pol, por mérito, había sido la elección hecha por el alumnado para guiarles como profesor y no aceptaron los estudiantes prescindir de él porque el poder político lo disponía. “La juventud es levadura moral de los pueblos. Cada generación anuncia una nueva aurora, la arranca de la sombra, la conciencia en su anhelar inquieto. Si mira alto y lejos, es fuerza creadora. Aunque no alcance a cosechar los frutos de su siembra, tiene segura recompensa en la sanción de la posteridad¨.

Sócrates David Peña Cabral

10.55 pm

2 de marzo del 2020

Referencias:

1. A propósito de una Advertencia. Ultima Hora, 1994, Tony Raful.

2. CMOPE impugna cancelación maestro. Listín Diario. LXXVI, (17790). 7 octubre 1966: p.(2)

3. Protestan cancelación de profesor. Listín Diario. LXXVIII, (18340). 14 diciembre 1966: p.(11) POL, MÁXIMO - (PROFESOR)

4. La agitación en los liceos secundarios. Listín Diario. LXXVIII, (18476). 1966: p.(7) Tratan situación creada por cancelación profesor. Listín Diario. LXXVIII, (18344). 19 diciembre 1966: p.(1ª)

5. La juventud argentina de Córdoba a los hombres libres de Sud América

6. Manifiesto de la Federación Universitaria de Córdoba – 1918

7. Las Fuerzas Morales, José Ingenieros.