El País de las Maravillas

Por Marino Chalas

https://pbs.twimg.com/profile_images/1214723707589025794/k2vTQd7B_400x400.jpgDígame sino es una maravilla que un periodista(bocina) cobre en el Estado hasta un cuarto de millón de pesos, mientras que un médico obra entre 40 y 60 mil pesos mensual, cuando el médico está amaneciendo en los hospitales y clínicas de la Nación salvando vidas, haciendo un trabajo vital para la sociedad y las familias, en cambio un periodista (bocina), y vaya usted a saber que hay muchos en este gobierno, dedicados hacer propaganda falsa a favor del gobierno y muchas veces a defender imprudencias administrativas y financieras con mentiras a través de los medios de comunicación.

Este gobierno saliente se estima que gasta cerca de 16 millones de pesos diarios solo en publicidad para resaltar y vender la obra de un gobierno inepto, incapaz, corrupto en su mayor expresión, y perverso en el manejo de las instituciones públicas, como en el caso de la justicia por ejemplo, o del propio Ministerio Público.

Dígame usted sino es una maravilla que un presidente, en este caso Danilo Medina, prefiera dirigir el Estado haciendo visitas sorpresas en áreas tan fundamentales como agricultura, agropecuaria, turismo, cuando lo que todo gobierno debería hacer es desarrollar un programa planificado y ejecutarlo de forma adecuada y no estar improvisando en cosas tan delicadas como conducir una Nación.

En el sector económico y financiero ni hablar, ahí ha sido un total desastre sustentado en prestamos y gastos, la mayoría de ellos abultados e innecesarios, y en otros casos usados para sobornar voluntades, comprar legisladores en busca de aprobar proyectos de reelección y en último caso imponer sus candidatos preferidos.

Ese desastre económico ha sido traspasado al ciudadano de a pie en más pobreza, en mucho más falta de una mejor atención a la salud, y más carencia en los hospitales públicos, así como en las escuelas, entiéndase en la educación, la peor de la región; y si a esto se le suma la escases de agua potable, y además, el alto costo de los productos de primera necesidad, es evidente entonces, que la política económica del mandato del presidente Danilo Medina ha sido un fracaso de arriba hasta abajo.

Dígame sino es una maravilla aprobarse 150 mil millones de pesos para según el gobierno combatir la pandemia covid-19, pero cuatro meses después la crisis de la pandemia golpea con mayor intensidad a la población, mientras los hospitales y otros centros de salud están repletos y al borde del colapso sanitario ante la incapacidad de las autoridades de salud y el gobierno en enfrentar el problema Covid-19.

La población se pregunta, y con muchas razón, que se ha hecho con tanto dinero dedicado a la lucha contra la pandemia? No hay material para las pruebas rápidas suficiente y los laboratorios autorizados para hacer pruebas están limitados a unas cuantas muestras al día para detectar el virus y otros no tienen el material, sencillamente.

Volvemos y nos preguntamos, dónde está el dinero que supuestamente se ha gastado en la Pandemia?

Hay tantas cosas desastrosas, penosas, y perversas en esta administración de Danilo Medina que simplemente son perturbadoras y dejan en shock a cualquier mortal.

Hay que restablecer el Estado institucional que deberíamos tener.

Hay que relanzar la economía, hay que retomar la educación, como un bien humano y una forma de romper las cadenas de la pobreza que esclaviza al pueblo dominicano.

Hay que reordenar el País que Danilo Medina y su gobierno desmontaron y corrompieron institucionalmente.