EN SAN FRANCISCO DE MACORÍS
Supuestos familiares contactaron a funeraria para velatorio de “Quirinito”, pero al final no usaron sus servicios

Ricardo Santana

San Francisco de Macorís
https://images2.listindiario.com/n/content/486/485933/p/330x170/201710102153321.jpegEl ataúd donde sería colocado el supuesto cadáver de Alejandro Castillo Paniagua “Quirinito” fue comprado en la funeraria Don Benigno, de la calle Salcedo, en San Francisco de Macorís, donde sería velado, pero nunca se hizo,

A este respecto, la encargada de la funeraria, Amparo Paulino, dijo que a eso de las 11 de la noche se presentaron unos señores a bordo de una jeepeta y compraron un ataúd para trasladar desde el sector Paseo del Río hasta ese lugar a una persona que falleció, la cual sería velada allí.

Indicó que el carro fúnebre de la funeraria estaba dañado y que en una jeepeta que conducían los señores llevaron el ataúd al residencial Bethy Marie para recoger el cadáver y velarlo en ese lugar.

Subrayó que cuando llegaron al lugar vieron “que algo raro se movía y que el dueño de la funeraria al ver el ambiente que se movía” preguntó qué pasaba porque a él le habrían informado que fuera a buscar un cadáver para velarlo en su negocio.

Entonces apareció una mujer que se identificó como familiar de “Quirinito” y le comunicó que el cuerpo se lo habían llevado a Santiago.

Paulino agregó que luego le preguntaron qué cuanto le debían, pero que él le respondió que nada, porque no había ofrecido ningún servicio.

Sostuvo que las propias personas que visitaron el establecimiento regresaron hasta la funeraria al dueño, al sereno y al ataúd vacío.

Oncólogo de “Quirinito”: “no hubo soborno, jamás de los jamases”
Adriana Peguero

Santo Domingo
https://images2.listindiario.com/n/content/486/485932/p/294x440/201710101724171.pngEl médico oncólogo que atendió a Pedro Alejandro Castillo Paniagua “Quirinito” negó haber recibido sobornos para certificar que sufría de cáncer en la lengua, y dijo que esa esa una práctica en la que no incurriría “jamás de los jamases”.

“Él fue mi paciente en enero, marzo, abril. Fue una evaluación oncológica. Era un paciente que se veía enfermo cuando yo lo recibí”, dijo César Núñez esta tarde en la Procuraduría General de la República.

El doctor acudió a la Procuraduría a llevar la documentación del paciente, que según las autoridades está vivo, contrario al certificado de defunción que se expidió el pasado mes de julio en San Francisco de Macorís.

“El tenía un carcinoma, aun con eso podía hablar. Tenía cáncer de lengua”, dijo el médico, quien acudió acompañado de su abogado defensor.

El abogado del doctor dijo que estaban cooperando con las autoridades suministrando la evaluación médica que se le hizo al paciente. Pantaleón Mieses, abogado, dijo que en lo adelante esperan la investigación de la Procuraduría y la presentación del informe final.