PATOLOGÍA INTESTINAL
Factores genéticos y ambientales influyen en la enfermedad de Crohn

Laura Ortiz Gu¨ichardo

Santo Domingo

https://images2.listindiario.com/imagen/2018/05/07/514/513714/294x440/201805061702341/factores-geneticos-y-ambientales-influyen-en-la-enfermedad-de-crohn.jpegEl Crohn no es una enfermedad hereditaria, sin embargo aquellas personas con un familiar directo afectado tienen un riesgo mayor de desarrollarla. Estudios muestran que entre un 5 % y un 20 % de los pacientes tienen un familiar de primer grado con enfermedad de Crohn.

De acuerdo con José Antonio Herrera, gerente de Inmunología para Centroamérica y el Caribe de la compañía farmacéutica Janssen, este padecimiento normalmente afecta a personas jóvenes, con edades comprendidas entre los 15 y 30 años.

Aunque aún no existe cura para esta enfermedad, hay opciones terapéuticas y medicamentos que tienen como objetivo reducir los síntomas, y en el mejor de los casos, desaparecerlos por completo, mejorando el pronóstico a largo plazo y limitando las complicaciones.

Según la Sociedad Americana de Cirujanos de Colon, el tratamiento inicial es casi siempre con medicamentos.

La terapia médica con uno o más fármacos proporciona un medio para tratar la enfermedad en su etapa temprana y aliviar los síntomas. Los fármacos que se recetan más comúnmente son corticoesteroides, como prednisona y metilprednisolona y varios agentes antiinflamatorios.

Si bien es cierto que esta patología requiere tratamientos médicos específicos, se pueden implementar ciertos hábitos que ayudarán a la mejoría de quienes la padecen y de quienes desean prevenir condiciones de salud intestinal, como llevar una dieta balanceada, comer alimentos saludables, evitar exponerse a las bacterias mediante la higiene antes de comer y dejar de lado los alimentos que causen algún tipo de malestar estomacal.

Sobre la enfermedad

El Crohn es una enfermedad crónica que afecta el aparato digestivo, impactando la calidad de vida de quien la padece. Esta enfermedad aflige comúnmente la parte distal del intestino delgado y el comienzo del intestino grueso. Sin embargo, puede estar comprometida cualquier parte del tracto digestivo.

A pesar de que se desconoce el origen de esta, estudios indican que la inflamación puede deberse a una compleja interacción entre factores genéticos predisponentes, una reacción anormal del sistema inmune y, en algunos casos, factores ambientales.

Independientemente de la causa, el sistema inmune, que normalmente defiende el organismo, comienza a agredir al intestino porque no reconoce como propias algunas estructuras, dando origen a los síntomas.

Aunque no existe cura definitiva para esta enfermedad, la innovación en la medicina permite poseer tratamientos cuyo propósito no es solo reducir la inflamación que provoca los síntomas, sino también dar lugar a la remisión de la enfermedad mejorando el pronóstico a largo plazo y disminuyendo las complicaciones, destaca Zunilda Borges, gastroenteróloga del Programa de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital José María Cabral y Báez, de Santiago.

NUEVO TRATAMIENTO

Ustekinumab es la primera terapia biológica con un mecanismo de acción específico, desarrollada por Janssen, compañía farmacéutica de Johnson & Johnson. Este procedimiento se encarga de bloquear las proteínas interleucinas IL 12 e IL 23, las cuales se encuentran en niveles elevados en personas con la enfermedad de Crohn.

Estas proteínas, que desempeñan un rol clave en la respuesta inflamatoria, también están presentes en otras enfermedades inmuno medidas, lo que hace que esta terapia también sea eficaz para tratar psoriasis en placa moderada o severa y la artritis psoriásica.

Su bloqueo conduce al control de la inflamación y de la cascada de efectos característicos de la enfermedad, controlándola a corto, mediano y largo plazo, dependiendo del paciente.

“Con la terapia biológica, aplicada hasta la fecha, el paciente mejoraba inicialmente, pero esta mejoría generalmente se pierde a los pocos meses de haber iniciado el tratamiento", dice José Antonio Herrera.

"Esta terapia viene a dar respuesta a una necesidad médica no resuelta hasta ahora en el tratamiento de la enfermedad de Crohn. Brinda a los médicos que tratan esta patología la oportunidad de alcanzar los objetivos terapéuticos deseados”, expresa Lucía Bayona, gerente del Departamento de Gastroenterología del Hospital General de la Plaza de la Salud.

De acuerdo con la compañía farmacéutica, estudios realizados a más de 1,300 pacientes afectados por esta enfermedad en diversos países mostraron que el 56 % de las personas tratadas con esta terapia responde al tratamiento después de una dosis única inicial, mejorando significativamente su calidad de vida.