Regocijo en República Dominicana y pesimismo en México por los Centroamericanos y del Caribe

De manera oficial, el país azteca aún no ha depositado su renuncia ante la Odecabe
El comité gestor visitó a la alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía
También espera reunirse con los candidatos presidenciales de los principales partidos

Carlos Sánchez G.

https://www.diariolibre.com/binrepository/546x409/0c30/546d350/none/10904/IJFT/velodromo_13923738_20200518201328.jpgMéxico ha declinado -no de manera oficial- montar los Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCAC). Y mientras varias personas del sector deportivo de ese país no salen del asombro, en República Dominicana el comité gestor, en tanto se frota las manos, continúa su labor en medio del confinamiento provocado por la pandemia del coronavirus.

Es motivo de “regocijo”, según manifestó Arístides Fernández Zucco, miembro del comité gestor, aun cuando en México “impera la molestia”, según destaca el diario El Sol de León, en Guanajuato.

La salida de León no es oficial, pues todavía hasta alrededor de las 2:00 p.m. no había llegado una comunicación oficial a la secretaría de la oficina de la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (Odecabe), cuyo departamento opera en Venezuela. No hay que desesperarse, aún tienen hasta el 29 de octubre para pensarlo, antes de la asamblea que decidirá la sede.

De momento el presidente de la Odecabe, el dominicano Luisín Mejía, solo tiene en conocimiento lo que se publicó en un tuit el pasado viernes 15. Ese día, el director de la Comisión de Deporte del Estado del Guanajuato (CODE), Isaac Piña sorprendió a propios y extraños cuando dijo que la ciudad de León (capital de ese estado) salía de la carrera por montar la edición de 25 de unos Juegos que nacieron en el 1926 en el país azteca. “Ellos no lo han comunicado -oficialmente-; nosotros no hemos emitido nada oficial en términos de su retiro”, precisó Fernández Zucco.

La sede de los primeros JCAC fue en Ciudad de México (México) en 1926. Ahora, 100 años después, cuando parecía que esa nación tenía todo en sus manos, por las grandes facilidades que aseguraron tener, el plato se ha rodado de la mesa.

Visitas oficiales
Así entra República Dominicana, que no se duerme. Este lunes según Fernández Zucco, José Manuel Ramos y Juan Mejía, también miembros del comité gestor, visitaron a la nueva alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía, quien le dio su visto bueno al proyecto de los Juegos 2026 en esta ciudad. “Visitamos la honorable alcaldesa de Santo Domingo, Carolina Mejía, quien nos reiteró el aval de esta ciudad primada de América para que continuemos en la carrera por la obtención de los Juegos Centroamericanos y del Caribe versión 100, 2026”, dijo Fernández Zucco.

El comité gestor planifica otro paso, según adelantaron Ramos y Fernández Zucco, y es visitar a los candidatos presidenciales de las tres fuerzas políticas mayores del país: “Leonel Fernández, Luis Abinader y Gonzalo Castillo”, dejaron saber ambos.

Antes que ellos, los miembros del comité gestor saludan el apoyo brindado por el presidente de la República Danilo Medina; el ministro de Deportes, Danilo Díaz; el exalcalde de Santo Domingo, David Collado y al movimiento deportivo, en especial a las federaciones deportivas.

Juegos modestos
La herencia de instalaciones de los JCAC de 1974 y la de los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003 serán determinantes para que la cita de 2026 sea la más barata, no solo del país, sino de otras de la región centro-caribeña. “Dígaselo al mundo”, dijo un dirigente ligado al movimiento deportivo.

“Serían unos juegos completamente modestos y austeros”, señaló Fernández Zucco. “Van a ser unos Juegos modestos y funcionales”, añadió Ramos.

De todas las obras deportivas necesarias en la sede de Santo Domingo, la que carece de los requerimientos internacionales es la del velódromo del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, que viene desde 1974 y su pista es de cemento. La de los Juegos de Lima 2018 fue de “madera africana”.

El comité gestor, dijo Fernández Zucco, ya ha conversado con miembros de la Federación Dominicana de Ciclismo, quienes han expresado las condiciones que requiere ahora la Unión Ciclista Internacional, entidad que regula ese deporte en el mundo.Fernández Zucco y Ramos están conscientes de esa debilidad y es algo a lo que deberán tirar la vista. Aun así serán unos Juegos “bien montados y bien organizados, que ni de más ni de menos. Sin excesos, pero sin carencias”, manifestó Ramos.

El resto de las obras, es más reacondicionamiento, según lo que se requiera para 2026.