Veintisiete años después, Academia Nobel respalda a Rushdie

Categoría: Culturales Publicado: Domingo, 27 Marzo 2016 Escrito por Jorge Mejia

Veintisiete años después, Academia Nobel respalda a Rushdie
http://www.diariolibre.com/documents/10157/0/693x462/0c46/693d370/none/10904/BUED/image_content_6394923_20160325075400.jpg(EFE).-El gobierno de Irán tomó la medida contra el escritor angloindio Salman Rushdie por la publicación de “Los versos satánicos”
BERLIN. La Academia Suecia, institución que otorga el Premio Nobel de Literatura, ha condenado ahora la “fetua” emitida por Irán contra el escritor angloindio Salman Rushdie por la publicación de “Los versos satánicos”, hace 27 años.

En un comunicado difundido por la institución, la Academia menciona la reciente difusión por parte de 40 medios iraníes de una nueva oferta de recompensa de 537.000 euros por la muerte del escritor.

La condena a muerte y la oferta de una recompensa por asesinarlo vulneran claramente el derecho internacional”, apunta la institución, a través de un comunicado.

“Que esa condena a muerte se dicte en razón de una obra literaria es además una grave violación de la libertad de opinión”, prosigue el texto.

Tras la publicación de “Los versos satánicos”, en 1988, el entonces líder espiritual iraní, el ayatolá Jomeini, emitió una “fetua” en la que llamaba a los musulmanes de todo el mundo a asesinar a Rushdie por considerar blasfema esa obra.

En ese momento, la Academia de los Nobel no se decidió a pronunciarse sobre el edicto iraní, lo que derivó en la retirada de dos de los 18 miembros vitalicios de la institución.

La “fetua” de Jomeini mencionaba expresamente a “todos aquellos que hubieran participado” en la publicación y difusión de la obra. El traductor de la novela al japonés, Hitoshi Igarashi, fue asesinado en 1991; el traductor al italiano, Ettore Caprioli, y el editor noruego, William Nygaard, sobrevivieron a sendos atentados.

Diez años después de emitirse la “fetua”, el entonces presidente iraní, Mohamed Katami, pidió no aplicar esa condena, que había obligado a Rushdie a vivir escondido.

Visto: 671