¿ESPECIE EN EXTINCIÓN? Cruz Roja rescata el Club Bomberito de la inmundicia

Categoría: Deportes Publicado: Martes, 01 Septiembre 2015 Escrito por Jorge Mejia

¿ESPECIE EN EXTINCIÓN?
Cruz Roja rescata el Club Bomberito de la inmundicia
Ahora la comunidad tiene un mayor acceso a la salud gratuita
Yoel Adames F.
Santo Domingo
http://images2.listindiario.com/imagen/2015/09/01/386/386412/294x440/201509010409441/cruz-roja-rescata-el-club-bomberito-de-la-inmundicia.jpegSin dolientes. Tras la muerte de Ernesto Valdez el deporte de la barriada de Los Guandules recibió un golpe de nocaut a finales de los años noventa. Con él también murió su sueño convertido en obra, con la que honrara la memoria de su hermano, el ex boxeador “Kid Bomberito”.

Así nombró el club que aprovechando las coyunturas políticas de la época logró levantar gracias a las iniciativas de la Lotería Nacional, dirigida para entonces por el licenciado Fulgencio Espinal, y el ayuntamiento del Distrito, bajo el timón de José Francisco Peña Gómez, ambas instituciones levantaron un gran salón multiuso con un ring de boxeo y equiparon un taller de costura y artesanía para las damas.

Al morir Valdez el Club Bomberito se convirtió en madriguera de malhechores y adictos, nido de estupros y asaltos… y para completar la historia, fue utilizado como el basurero público de la barriada.

La reconquista
Todo era desolación y vergu¨enza hasta que un grupo de vecinos decidió cambiar el curso del “secuestrado” local deportivo.

“Decidimos involucrarnos y tomar cartas en el asunto, empezamos poco a poco a limpiar, a buscar ayuda de todos los moradores que estaban de acuerdo en que merecemos un mejor sector y romper este nido de delincuentes que operaba allí”, rememora César Guillén, quien más que un político es un comunitario a tiempo completo.http://images2.listindiario.com/imagen/2015/09/01/386/386412/680x460/201509010409443/cruz-roja-rescata-el-club-bomberito-de-la-inmundicia.jpeg

“Ustedes, la prensa, han llegado aquí buscando un vertedero, un almacenamiento de basura… ¡llegaron tarde!, vinimos con un camión de policías, y nos llevamos más de 10 camiones de basura, de todo tipo de inmundicia y junto a la comunidad nos empoderamos del club”, detalla.

Sede de Cruz Roja
El Bomberito es solo un recuerdo a veces amargo, pero su nombre se preserva para el salón de actos de la instalación, la cual ha sido remozada y ampliada hacia todos los lados posibles.

La Cruz Roja Dominicana tomó el lugar y lo convirtió en un Centro de Asistencia Social, donde de 9:00 de la mañana a 2:00 de la tarde se asiste a personas con problemas de salud, con un personal médico vo- luntario, incluyendo enfermera.

“Aquí entendemos la gente y tratamos dentro de lo posible de resolverle cualquier receta o de trasladarlas a cualquier otro centro si no somos competentes con su caso. Las cosas han cambiado mucho en cuatro años que llevamos transformando este lugar, a pesar de que a diario la delincuencia reclama su espacio, porque quieren volver al pasado, nos amenazan, dejan panfletos y mandan cartelones de terror, pero no nos detienen”, dice Guillén, quien tiene 56 años y esa misma edad en el sector.

¡No boxeo!
Aunque usted no lo crea, lo que dio origen a este espacio hoy es prohibido, pero aplaudido por la comunidad.

“Luego de la muerte del entrenador Valdez, que también se hizo llamar “Bomberito”, los delincuentes alquilaban el ring, los salones, luego se desapareció el cuadrilátero y desde ventanas, bombillas, lavamanos, inodoros, todo se lo robaron.

“Hoy gracias a Dios y a la Cruz Roja todo está nuevo, duplicado, en orden. Tenemos una cancha para la juventud, tenemos un salón multiuso mejor que cuando lo hicieron, pero ahora no se alquila, aquí todo es gratis para la gente, si hay que usarlo de funeraria no se paga, si la gente quiere hacer unos 15 años de su hija, ¡gratis!, cualquier cumpleaños, reunión de entidades, gratis… no cobramos nada por cualquier actividad social o deportiva que se haga bajo las reglas… ¡Ah, perdón, no permitimos que se haga boxeo porque no somos participe de la violencia!”, explicó.

“Se fundó para boxeo, pero ahora le estamos dando muchas otras opciones a la gente; por ahora no queremos nada violento por acá”.

Junto a Guillén trabajan por el fortalecimiento del Bomberito, Domingo Engel, Robert Luis Florentino, Carmen Mejía, Luis Manuel Acevedo, y Jacobo Ventura.

“Venga al nuevo local de El Bomberito, aquí tenemos 80 sillas y 10 carpas para que realicen sus actividades gratis… Aquí funciona el 9-1-1 y tenemos un centro”, indicó.

(+) INVERSIÓN MILLONARIA
La Cruz Roja Dominicana no solo ha creído en el trabajo comunitario de Guillén y su equipo, sino que ha respondido con creces a las necesidades del lugar con una inversión multimillonaria.

“Gracias a Dios esta entidad nos ha colocado en el Mapa de Pobreza, entre los sectores más vulnerables a las enfermedades en la Capital; así que han hecho aquí un cuartel general que sirve para muchas cosas a la vez: Toda la instalación fue reforzada con fuertes columnas, el techo replanteado, se hizo el edificio trasero, donde tenemos la sala de emergencia de dar atenciones; pero también tendremos un laboratorio radioactivo, el cual ya está prácticamente terminada para los exámenes de la gente, aquí –señala los cubículos Guillén-, estará el área de sangrado; aquí la de rayos X, también para asistencia dental”, detalló. “La Cruz Roja ha transformado este espacio a favor de la comunidad, pero le ha costado muchos millones”.

Visto: 665