El Día del Jefe

Categoría: Opinion
Publicado: Lunes, 13 Noviembre 2017
Escrito por Jorge Mejia

El Día del Jefe

Por Marino (Cedeño) Chalas

marino chalas foto nueva articulosEl pasado 24 de Octubre en el Rep. Dominicana se celebró el día de San Rafael con diferentes actos y fiestas religiosas que siguen los católicos y los que se dedican a la santería, es decir, con misas, rezos, veladas, noches de velas, en fin, de variadas formas, pero también el 24 de Octubre es el día del nacimiento de un hombre que marcó la historia dominicana de una manera imborrable, el hecho de que haya sido imborrable no quiere decir que fue para bien de la sociedad y el Estado Dominicano.

Un 24 de Octubre nace Rafael Leónidas Trujillo Molina en el año 1891, y muere asesinado, ejecutado por un grupo de hombres de su entorno político y militar. Trujillo tuvo una vida de 70 años, prácticamente murió en pleno ejercicio de su vida, sin embargo, 70 años que fueron de total abundancia con respecto a su vida útil en materia productiva.

A Trujillo no se le conoció estudios de profundidad, es decir, grados académicos universitarios, pero sí se sabe que estudió en su niñez y en la adolescencia en las escuelitas de la época en San Cristóbal, su tierra natal, para aquellos tiempos no existían planteles escolares en los pueblos como hoy en día, sino que los niños y niñas recibían el pan de la enseñanza en casas de familias que hacían de escuelas públicas y también de carácter privado, por personas voluntarias que servían de maestros y maestras.

Rafael fue luego enviado a la ciudad de Santo Domingo donde ingresa a un colegio o escuela en la Capital dominicana que sí contaba con planteles y educación pública y privada. No se sabe si aún logró el grado de bachiller, la creencia que siempre tuvo la población fue que Trujillo era una persona que no había estudiado.

Trujillo Molina formó parte de una familia compuesta de sus padres y nueve hijos e hijas, tías y tíos como toda familia normal.

Trujillo lleva en sus genes la negritud directa, ya que su abuela materna era descendiente de haitianos. Debido a que la parte oriental de la isla la hispaniola o Santo Domingo fue invadida y ocupada por los haitianos en el año 1822 hasta que fueron echados del territorio oriental de la isla 22 años después en 1844, con la revolución independentista que dio lugar al nacimiento de la República Dominicana, periodo en el cual muchos descendientes de españoles y nativos se mesclaron voluntaria o involuntariamente con los haitianos dando lugar a un cruce de razas.

Trujillo siempre quiso distanciarse de su herencia genética haitiana. Se sabe que para el año 1937, ya presidente de la Republica para entonces, ordenó la expulsión de todos los haitianos que se encontrasen dentro del territorio nacional originando con ello que se desatara una gigantesca ola de persecución, encarcelamiento, ejecución por la guardia nacional y por civiles fanáticos del régimen.

Se estima que murieron entre 12 mil a 17mil haitianos, familias entera fueron diezmada hasta su completa expulsión o asesinadas. Muchos historiadores hablan de un número de muertos de hasta 37 mil personas, también murieron dominicanos que fueron confundidos con haitianos debido a su color de piel, ya que muchos dominicanos bajo pánico no podían contestar correctamente la prueba que los militares trujillistas usaban para distinguir quién era haitiano y quien era dominicano. Ellos usaban la palabra “perejil” debido a su difícil y casi imposible pronunciación en el leguaje haitiano.

Trujillo empezó a trabajar como empleado público muy joven como telegrafista en San Cristóbal y luego en la oficina de telegrafía de Baní. También trabajó en la Capital donde se vio envuelto en un robo de dinero de la oficina de telegrafía por lo que fue acusado ante la justicia.

También trabajó como pesador cañero en los ingenios, y luego como guardia campestre del ingenio (guarda campo), es desde esa posición que consigue solicitar ingreso a la recién creada Guardia Nacional Dominicana por la ocupación militar de Los Estados Unidos de América que gobierna la Nación desde 1916 hasta 1924.

En 1918 es llamado a la Guardia Nacional Dominicana y es ingresado como segundo teniente, Trujillo fue visto con don de mando por un capitán de las fuerzas militares de Estados Unidos cosa que le ayudó a su ingreso con el mencionado rango y a su rápido ascenso militar hasta dirigir la Guardia Nacional Dominicana en muy poco tiempo.

Los Estados Unidos se retiran militarmente de la Republica en 1924 y se queda como presidente el señor Horacio Vásquez con un mandato de cuatro años(1924-1928), pero Horacio quiso quedarse en el puesto por más tiempo promoviendo una extensión del periodo presidencial de dos años a través del Congreso Dominicano, lo que provocó una rebelión que se originó en Santiago de los Caballeros encabezada por Rafael Estrella Ureña, mientras crece el movimiento opositor se convoca a elecciones para el año 1930 al mismo tiempo que el comandante de la Guardia Nacional, Rafael Trujillo Molina finge hacer el trabajo político para Rafael Estrella Ureña a nivel nacional, sin embargo, solo era una estrategia engañosa.

Trujillo se postula a la presidencia en los últimos momentos y sale vencedor aprovechando la crisis política que atravesaba el País y sorprendiendo al propio Rafael Estrella Ureña.

Toma posesión en 1930 y en 1931 funda el Partido Dominicano. Con este instrumento político empezó su trama de gobierno represivo hasta que desaparece por completo la oposición política y realiza un reinado de terror y sumisión que duró 31 años. Los muertos a lo largo de su mandato nunca se han contabilizado pero se estima que asesinó y desapareció centenares de decenas de hombres y mujeres a lo largo de la dictadura más sangrienta y temible que haya conocido la Republica Dominicana y la Región.

Trujillo fue asesinado un 31 de Mayo de 1961 por un grupo de personas civiles y militares de su entorno político que asqueado y cansados de tantas humillaciones, violaciones incluso a sus propias familias, las incesantes violaciones a los derechos humanos, y los constantes asesinatos y desapariciones de los desafectos del régimen, se organizaron secretamente para poner fin a la oprobiosa dictadura que ya indignaba hasta a sus propios colaboradores, a la propia iglesia Católica que se hizo cómplice del régimen durante muchos años, el mismo Estados Unidos que le dio soporte y le mantuvo el apoyo al igual que lo hizo con otras dictaduras de América Latina, también lo abandonó.

DESDE ORLANDO PARA EL MUNDO: “MI PERCEPCIÓN DE REPÚBLICA DOMINICANA”

Categoría: Opinion
Publicado: Sábado, 04 Noviembre 2017
Escrito por Jorge Mejia

DESDE ORLANDO PARA EL MUNDO
“MI PERCEPCIÓN DE REPÚBLICA DOMINICANA”

JESUS RAMON BAEZ COSTE Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://notisurbani.com/images/jesus_ramon_baez_foto_nueva.jpgDeseo expresar que estas percepciones las hago de manera muy personal, quien desee leerlas que lo haga, el que no, lo siento que le de borrar, pero tengo que agregar que mis convicciones no tienen precios, que fuimos a la universidad para adquirir los conocimientos y salir preparado para dirigir, tomar mis propias decisiones, tener un conocimiento general de cómo ser un ente social independiente, sin tener que ser un borrego, pieza de ajedrez, condón, que utilizan y lo tiran en cualquier inodoro.

Esta es mi percepción, que debe ser el buque insignia de todo profesional serio y que se respete, actual apegado a sus principios morales, éticos, sin tener que estar sujeto a que otros te den ordenes, sin reunir las mínimas condiciones que le den esa autoridad. Esto es una simple precepción sobre lo que deber un gran profesional, dentro de un país según mi percepción que esta tristemente gobernada.

Ahora a propósito de la percepción del presidente de la cámara de senadores, el fragante secretario general del partido de la liberación dominicana Reynaldo pared Pérez, de la cual tenemos una percepción de que es un hombre arrogante, altanero, prepotente, insensible, mediocre, comparón, fantasioso, sinvergüenza, charlatán, pesetero, y todos los calificativos que un hombre como él se merece agregar.

Este señor tiene una percepción de que el pueblo dominicano tiene una percepción negativa de su partido PLD, del gobierno del presidente Danilo Medina, y una perceptible percepción de los funcionarios del gobierno.

Así también una percepción mal intencionada de todo el pueblo dominicano del alto grado de inseguridad, de corrupción, de impunidad, de que es exagerada la percepción del pueblo que ha obligado a marchar verde, por esto no es más que una simple percepción, de los escándalos de la ISOE, EDUCACION, CEA, ODEBRECHT, OMSA, y que el pueblo sigue percibiendo, que la percepción del pueblo sigue creciendo cada día más, cuando se escucha en los medios del crecimiento del sicariato, de los atracos, de los robos del erario, de los puntos de drogas que todos tienen la percepción, donde están y la percepción de quienes los dirigen y los apadrinan.

También existe una gran percepción de las necesidades que reclaman los médicos los profesores, los agrónomos, las enfermeras y todos los profesionales que perciben que este gobierno tiene casi 20 años en el poder y que no ha cubierto las expectativas que el pueblo está reclamando.

Pero la percepción está llegando muy lejos, ya que los organismos internacionales tienen la percepción que nuestro país está ubicado en los peores lugares en los estándares mundiales de salud, educación, seguridad social, y que nuestro país está, según esta misma percepción, en los primeros lugares de corrupción en la bolita del mundo.

Con el permiso de cada uno de los lectores, quiero decirles, antes que digan algo de mi percepción de mi país, Republica Dominicana, que su percepción de mi persona es aceptada, tanto como aceptan la del destacado Senador, y secretario general del Partido de la Liberación Dominicana.

En conclusión, mi percepción es que mi país está perdido, no tiene remedio ni solución inmediata según mi percepción, y que no se vislumbra nada en el horizonte en estos momentos.

"Respeto la percepción de los demás con respecto a mi percepción".

DESDE ORLANDO PARA EL MUNDO: “BANI, NO ES LO MISMO NI ES IGUAL”

Categoría: Opinion
Publicado: Domingo, 29 Octubre 2017
Escrito por Jorge Mejia

DESDE ORLANDO PARA EL MUNDO
“BANI, NO ES LO MISMO NI ES IGUAL”

JESUS RAMON BAEZ COSTE Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://notisurbani.com/images/jesus_ramon_baez_foto_nueva.jpgLa publicación de esta foto del portal del gran amigo profesor Plinio Partenio Pena, amigo de infancia, compañero de aula en la escuela primaria, vecino cuando vivían en la máximo Gómez esquina Duverge, me inspira hablar un poco de esta época dorada en nuestro pueblo de Bani.

Digo dorada porque todos esos jóvenes que figuran en la foto, era una pequeña muestra de los cientos de jóvenes que nos dedicamos de conformar los clubes deportivos y culturales, con el objetivo de hacer causa común en contra del régimen del doctor Joaquín Balaguer.

Fueron momentos muy duros y difíciles, en donde la vida de cualquiera de nosotros se mantenía en peligro, y cualquier movimiento en falso fuésemos delatados por una serie de calies, chivatos, que se disfrazaban de vendedores, limpiabotas, venduteros de telas, quesos, pero eran policías encubiertos.

Era una época que te tildaban de enemigo del régimen, si realizaban un allanamiento y encontraban panfletos y literaturas comunistas, el expediente era bien difícil para lograr la libertad.

https://scontent-mia3-1.xx.fbcdn.net/v/t1.0-9/22853350_431591427237440_9029696099755851717_n.jpg?oh=5b7506b1b0f4c3911fdde776df659307&oe=5AAADD4F

Para tener acceso y poder leer un libro como el materialismo histórico, el diario del che, Vargas Vilas, documentos y periódicos clandestinos de los partidos de izquierda, teníamos que forrarlos con papel periódico, o papel de funda y llevarlos debajo de la camisa, y para leerlos había que ir a lugares bien distantes.

Recuerdo un convite que hizo un gran amigo del MPD a una finquita te sus padres en el paraje del Llano, donde debajo de los plátanos nos agrupábamos a discutir tácticas y estrategias que leíamos para ponerla en práctica, durante las movilizaciones en los liceos, escuelas y los barrios de cada zona.

En esa foto, es un indicador de las clases de jóvenes luchadores que nos integrábamos en los movimientos culturales, las poesías coreadas, grupos de teatros, palos, zarandunga, atabales, equipos deportivos, como una forma de poner de manifiesto nuestra oposición a un régimen despótico, cruel sangriento, que su filosofía era eliminar todo el que tenía un grado de desarrollo y pensamientos avanzados, que fuera a perjudicar los intereses del imperialismo, representado por Balaguer y sus gorilas.

Se vivía una época en que los economistas de los países desarrollados, a traves de sus análisis ventilaban que era una época perdida, pero en nuestro pueblo logro posicionarse en esa época con una serie de dirigentes clubistas, muy avanzados para la época, podemos citar algunos como el profesor Saul Montero, Freddy Aguasvivas, Bienvenido Castillo 'el cojito' y su esposa, Flady Cordero , Partenio Pena, Edgar y su hermano Hamlet Guerrero, Pablo Guerrero, Johnny Pimentel, Máximo Herrera, Efraín Arias, Darío Salazar, Héctor Núñez, Radhames Peguero, Franklin (un flaco del sector norte), Juan 'Bombolón', Papi Méndez, también del sector norte, Manuel Guerrero 'tito Duarte', Nino Mejía, Wilson Mariñez, Subarú Guerrero, Marcialito Arias 'el pupilo', Bienvenido Pimentel 'cabo', Elías González, Juan Martínez, Pedrito Franco, Tata Méndez, Alexander Suazo, Alexis Agramonte, Elías Agramonte.

En las mujeres también muchas integradas de lleno al proceso de transformación que se quería implementar, recuerdo a una joven muy bella Olivita Salazar, Jacqueline Peguero, la esposa de Fausto Soto, Yominta Criquet, Nancy Pol , su hermano Leo también, Narciso Cabral, Juan cantina, Radhames Villar, Freddy Falcón 'el gallo', Newton Pimentel, Joaquín Bautista, Pablo Mckinney, Fausto Soto, Bienvo, no era de Bani vivía donde una profesora.

Estos son algunos de los que llegaron a mi memoria, pido disculpa a los que no mencione, espero alguien pueda agregar más, de los valores estudiantiles, que se dedicaban a estudiar, e integrados al proceso productivos.

Todos con valores, principios, respetuosos, transparentes ,serios, sinceros, íntegros y sobre todo que mantenían y amaban a Bani, a ese Bani de los recuerdos.

No es lo mismo ni es igual al Bani que nos representa en estos momentos donde los valores que estos jóvenes profesan son todo lo contario a lo que cosechamos esos jóvenes de esa época, todos muy sanos, sin tachaduras, en su gran mayoría profesionales, y que hoy son ejemplo de moralidad para sus hijos nietos, familiares y amigos.

Me siento muy complacido por haber participado y vivido esa época, y mucho más por tener amigos como ellos, y por eso digo y manifiesto el Baní de hoy no es lo mismo ni es igual y considero que en estos momentos nuestro pueblo está perdido, sin esperanza de recuperar parte de ese espacio que disfrutamos.

El verdadero periodista

Categoría: Opinion
Publicado: Domingo, 29 Octubre 2017
Escrito por Jorge Mejia

El verdadero periodista

Miguel Franjul

http://www.bachillere.com/wp-content/uploads/2011/05/Miguel-Franjul.jpgEl oficio fundamental del periodista es trasmitir noticias, basado en los hechos objetivos que de verdad concitan el interés público. Y para cumplir a cabalidad este ejercicio tiene que ceñirse a normas inviolables que exigen exactitud, veracidad y neutralidad para no sesgarlas con ingredientes que susciten desconfianza o incredulidad en sus audiencias.

Para los que son profesionales de este oficio, estos valores predominan como reglas de cumplimiento inexcusable ya que sobre la base de esas informaciones es que la sociedad puede articular demandas y aspiraciones, en un ejercicio de libertad de expresión de sus ideas que jamás debe ser asfixiado por leyes o regulaciones coercitivas ni mucho menos contaminado por las falsedades.

De esto se cuida mucho la prensa independiente para poder sostener su empeñosa lucha contra todo lo que lesione la libertad bajo la cual deben operar los medios de comunicación en una sociedad democrática.

En la medida en que preserven la credibilidad de sus contenidos, en esa medida generan confianza y lealtad de sus lectores, televidentes, radioyentes o usuarios de los medios digitales, y hacen valer la importancia y majestad de la libertad de prensa y de expresión, garantías básicas de la democracia.

Ahora que hay un campo más vasto para las comunicaciones entre las personas por las redes sociales y las plataformas de internet que proveen noticias y un amplio surtido de contenidos, mucha más razón existe para cuidar estas libertades de los excesos que puedan incubarse en ellas.

El terreno más susceptible es el digital, pues cualquiera que entre a él para trasmitir noticias debe tener la responsabilidad de asumir que es verdadera, verificada, contrastada y que contiene los elementos básicos del qué, cómo, cuándo y dónde se originó.

Preocupado por los riesgos de un mal uso de las plataformas digitales, Tim Berners, el creador de la web, ha reclamado que se observen tres premisas básicas en esas plataformas: "proteger los datos personales, luchar contra las noticias falsas y promover la transparencia en las campañas políticas".

A lo que se le podría agregar también respetar derechos humanos inalienables, como el derecho a la honra, a la privacidad y a la libre emisión del pensamiento, valores que afortunadamente cultiva el periodismo profesional porque está muy consciente en la cualidad de servicio público que lleva en sus entrañas la prensa independiente. El reto mayor del periodista y de la prensa es y seguirá siendo el de garantizar la confiabilidad de la información que trasmite, sobre todo ahora en que la "post-verdad" se cuela como un virus corrosivo en las células del ecosistema de las comunicaciones sociales globales.

Reseña Histórica: Los Cajuilitos (tercera parte)

Categoría: Opinion
Publicado: Lunes, 16 Octubre 2017
Escrito por Jorge Mejia

Reseña Histórica: Los Cajuilitos (tercera parte)

Por Marino Chalas y Franklin Pimentel

marino chalas foto nueva articulosEl barrio fue creciendo...Mas familias se estaban asentando en el sector, lo que iba agrandando el tamaño del barrio y por tanto más populoso, antes de seguir este tema debo nombrar otras familias fundadoras, ahora sobre la calle Juan Caballero, partiendo de la calle Trinitaria hacia arriba. En esa esquina vivía Grecia una tía de Mama y su esposo Gilberto Martínez, también oriundo de Angostura y Honduras y eran sus hijos Juan, Melo, Emilia que eran los más conocidos; Juan más tarde tendría una relación con Olga, Melo se casaría con Luisita hija de Modesta y Emilia se mudaría luego en la habitación que alquilaba Luisa Cachapa.

En la otra cara de la esquina estaba el colmado de Angelita que estaba casada con Moreno Núñez y fueron sus hijos Félix, Santo (+), luego subiendo estaba la casa donde vivía Freddy el rezador y su hermano Manuelcito la Chalanga y seguía la casa donde vivía Rafaela hermana de Celeste y eran sus hijos Luis “Soguita" un mecánico de motocicleta, Roberto, Guaba y Carmencita y le seguía la casa de Butita y Marcimina con su único hijo anicillo (+), que se caso con Nery la de Piquillon; venia la casa de Matis que ya hablamos de ella.https://pbs.twimg.com/profile_images/649290031237103617/8H6mke2Q.jpg

Siguiendo nos encontramos con la casa donde vivía un señor que procedía de Padre Las Casas llamado Víctor Ramírez y su hijo Charles, siguiendo con ñiñita, que vivía con su hijo Andresito y su hermano Corombo y siguiendo con la casa de Francia Báez (+) y Rafael Coco con sus hijos Miriam, Hijo, Bienve (+) y Lala.

Bajando de nuevo hasta la Trinitaria, pero en el otro frente solo estaba la casa de Paito y su esposa Macita, con sus hijos Nani, Ramón, Hilda, Milida, Felo, Manuel y Luis Martínez. Sobre la calle Trinitaria entre la Juan Caballero y hasta la la Duverge tenemos a, Sargento Merced, Generosa la mama de Otulio, Lesbia, Cruz María Tejeda mama de Altagracia (tata) mama de mi esposa, Marinito, Melania (+), Eulogio (+), Densito, y otros, luego haciendo patio con la casa de mama están los esposos Julito Rodríguez y Morena, con sus hijos Tito y otros Julito se dedicaba a la ebanistería y carpintería, vendiendo su casa más tarde al Cojo Presinal y a Irene, sus hijos Víctor, Santos Manenga, Mayra y otros.

El Cojo era un empleado del tribunal y trabero, Irene era la que tenía la cocina de la gallera. Luego vivía China y Servido (+), que hacían patio con Olga, ahí Vivian además su mama Nena (+) y su abuela doña Concha (+), eran sus hijos Fernando, Nery (+), Claudina y Niro (+) llegando a la esquina de la Duverge, estaba el solar propiedad del señor Vicente y que lo tenía sembrado de plantas medicinales para la venta, tanto para "baños" como para "te", tomando la Duverge hacia arriba estaba la casa de Lin el poliia con sus hijos Alfredito, Orlando y dos más, su vecino lo era el señor Santana que venía de la zona del Limonar, sus hijos Miguel (sacaleche), Plinio, Onorio, y tres hembras mas. al frente vivía Manuel Candita, oriundo de la Montería, Cruzando la Padre Rosón y sobre la Duverge está la casa de Nirka Romero y Arneda (+) quien era un contratista de obra, sus hijos Ruber, Armando, Bélgica, Jorge, Amílcar (+) y Yoselin; su vecina es Luis Peguero y Fita con sus hijos Juan Danilo, Albania, recuerdo que le falleció una hija en esa época.

Luego venia la casa de Beatriz y Purito (+), quienes tenían un ventorrillo frente a la casa y sus hijos Sócrates, Cano (+), Marino (+), Miguelin (+) Luis y Cesarin (+). Retomando el tema del avance poblacional del barrio, continuaban legando familias procedente de Honduras, Villa Güera y la Montería, predominantemente, vino el desmantelamiento de la granja de cubaneo y sus tierras medidas en solares que pronto fueron vendidos, lo mismo ocurrió con la cerca de Miguel Zapata la cerca de Robles y unos terrenos que tenia la familia Moreta cerca de donde está el asilo hoy, la finca de Rurrú y de Senén Mejía también fueron urbanizadas.

La década 70-80 en Los Cajuilitos Si bien es cierto que en sus comienzos seguían predominado la actividad económica cafetalera como renglón principal que sostenían a las familias que fundaron y las que se estaban radicando en el creciente barrio, ya en sus finales el cambio seria brusco, y otras actividades económicas venían asentándose en el barrio con su diversidad y crecimiento poblacional.

Las condiciones en que se producía café en las lomas, sus costos productivos, los bajos precios internacionales del mismo, la falta de incentivos oficiales, fueron degenerando en una lenta, pero sostenida decadencia en este importante renglón Ya en el inicio de la década de los 70 fue desmantelada la factoría propiedad de Jacinto Cabrera ubicada en la calle Santome, para dar paso a la construcción de la actual escuela Máximo Gómez.

La que tenia Guaroa Peña sobre la Luis Álvarez, cerraría sus puertas, para ser traslada a la comunidad de Rio Arriba, dando un giro a la producción de harina de maíz. La caída de esta fuente de empleo en el sector, dio origen al surgimiento que los economistas modernos denominan "economía informal" muchas familias se dedicaron a una gran variedad de actividades económicas, que le diera sostén a la familia, aparecieron los ventorrillos, puesto de ventas de carbón y leña, frituras, frio-frio, los niños fueron lazados a la calles de la ciudad vendiendo todo tipo de productos (maní tostado, jalao, hojuela, aguacates, ventas de horno, dulces), también se hicieron limpiabotas, mandaderos, Los puestos de ventas de leche, arepas, aparecieron por doquier en todo el sector.

Como vemos, la población infantil, fue la mas impactada con este nuevo sistema de producción que venía a sustituir el tradicional y por consiguiente genero en el abandono de la escuela, para dar paso a la gestión del dinero que ayudara a la familia sobrevivir en momentos de dificultades.

Como hijo de esa nueva realidad puedo testificar que fui lanzado a las calles de la ciudad en calidad de vendedor de todo tipo de productos, ya sea aguacates, maní, arepas, ventas de hornos, quipes, fui limpiabotas y paletero y a la edad de siete años ya laboraba en la granja de Cubaneo con una paga de cincuenta centavos por semana.

En mi casa mi mama vendía carbón, leche, arepa, también recuerdo haber visto un ventorrillo, una fritura. El golpe mortal a la actividad cafetalera la dio el huracán David en agosto de 1979, cuando literalmente "molió" los cafetos en las montañas, diezmando considerablemente su producción y dificultando aun mas su ingreso a las fincas, fruto del deterioro de sus caminos de herradura, a la par de la caída de los precios y los altos costos de producción, fue sencillamente la estocada mortal a este rubro que cedía su puesto en la pirámide de la producción nacional, que para esa época colocaba la caña de azúcar y al café como los principales agentes generadoras de divisas al país.

Cuando una persona en su edad temprana se ve obligada a dividir su tiempo de fertilidad escolar con la producción económica, deriva consecuentemente en que la escuela viene a hacer una segunda opción y al final prevalece el incentivo a la deserción para priorizar el recurso tiempo a la generación económica vía otras alternativas.

En la calle padre Rosón entre la Duverge y Juan Caballero, solo uno pudo terminar su carrera universitaria y graduarse de médico general y es probable que la composición familiar de su entorno ayudara mucho, me refiero a Ángel el hijo de Olga Romero, enfermera empleada del hospital y madre soltera; esta condición la privilegiaba con el resto de sus vecinos, sin quitarle merito al esfuerzo del propio estudiante que se apoyo en su ingreso en las filas de la Policía Nacional para ayudarse en el costo de sus caros estudios superiores.

Hoy día es además de médico, coronel de la Policía Nacional Las viviendas del Barrio Las precariedades económicas de los primeros pobladores de los Cajuilitos se muestran con el tipo de vivienda que dieron inicio a su asentamiento, cuenta mama (Cruz María Pimentel), que cuando ella se instala en el solar recién adquirido a mediado de la década de los cincuenta, su vivienda la componían cuatro palos de esquina y algunos sacos que servían de pared, con piso de tierra y un retrete en igual condiciones, para las necesidades elementales y esa situación estaba el resto de sus vecinos, uno que otro con mejores condiciones.

Ya para finales de la década del sesenta la casita había tenido algunos cambios, o mejoras, ya era un bohío de cana de dos habitaciones, techado de cana, y dividido en el interior con teja-maní, una especie de palitos cruzados entre si y cubierto de muñiga en su base y bañado con caliche y el piso de cemento. Para el inicio de los setenta mama le había cedido una parte del solar a su sobrina Adriana, para que anexara una habitación para su uso, que mas tarde fue adquirida por mama, Adriana compro un medio solar en los terrenos donde estaba el play sobre la calle Juan Caballero.

Para la mitad de los setenta algunos cambios vinieron a la casa, la mitad estaba cobijada de zinc, y las divisiones eran de cartón piedra y las paredes eran de tablas de palma y de aguacate. Otras viviendas en el vecindario también fueron adquiriendo algunos progresos, eliminando las canas y el tabique o caliche y algunas ya estaban dando paso al block.

Las migraciones Dicen que las dificultades nace la sabiduría nacer y esta filosofía se aplica correctamente al giro que dio el barrio Los Cajuiitos a finales de la década de los setenta y que aún perdura hasta los días de hoy. Y es que al conocerse la demanda de mano de obra especialmente el área de servicios, en el país sudamericano de Venezuela, hasta donde habían llegado algunos vecinos del barrio y se oía de progreso económico, fue la chispa que prendió en cada familia del sector que rápidamente doblaron esfuerzo por colocar por lo menos un miembro de su familia en ese país, que al tiempo que ayudara a padres y hermanos, también pudiera encontrar su propio crecimiento negado en su lar nativo.

Entre 1977 y 1982 ya el barrio los Cajuilitos y sectores aledaños contaban con una creciente colonia en Caracas y era notable las mejoras personales en ambos lados. En la casa de Oliva y Goyito, le fueron "preparado" viaje a Venezuela, vía Colombia a Teresa y a Mariza; donde Isabelita alistaron a Budó y Albita y luego la propia Isabelita y su marido Valdez; Bejita hizo lo mismo con Josefita, María y Papito; Luisa Cachapa costeo a Nury, y Dinora para luego seguirle Barrilo; En Casa, le toco el turno a José y luego le seguiría en calidad de estudiante; Donde Elena estaba Papi y Molleja.

En las calles vecinas los viajes también estaban en la agenda de las familias En la casa de Paito salieron sus hijas Hilda y Milida con sus respectivos esposos; donde Francia lo hizo Miriam; donde Juanita Pilar viajaron Redames (Ryder) y Berene; Por ahí siguieron Bélgica, Cotorra, Maninin, Glodo, Anicillo.

El establecimiento de colonias de miembros del barrio en países extranjero impacto en la economía y en la misma composición familiar, porque esto dio paso a la introducción de nuevos miembros familiares, fuera del núcleo familiar conocido, por consiguiente muchos matrimonios fueron destruidos, para dar paso a la nueva realidad que vivían tanto los que se iban como los que se quedaban.

El barrio dio un salto hacia el progreso con la llegada de esta nueva modalidad de sostén familiar, que ya no era necesario ir a pasar trabajo a las lomas y laborar en las tareas del campo por unos pocos pesos, o "virutear" en la economía informal, cuando podían contar con la llegada del nuevo sistema de manutención llamado "remesas" que hasta el día de hoy constituye el principal eje económico, no solo del barrio sino de todo el municipio, porque el fenómeno que vive en este sector fue similar a todo los habitantes del municipio. Era notable los cambios en los hogares, vinieron los televisores, y equipos electrodoméstico, así como los adornos, muchas casas fueron construidas y mejoradas, también sus ajuares.

Para mediado de la década de los 80 y prevalece hoy una creciente corriente migratoria mayormente hacia los Estados Unidos, pero también hacia Europa y otros destinos. En algunos casos se producen de manera ilegal, pero en otros casos ya se producen por la reunificación familiar, de acuerdo a las leyes migratorias que apliquen a cada país.

Es real que la principal sostenibilidad económica procede de las remesas que llegan desde el exterior, la actividad cafetalera fue sustituida y la variedad de negocios informales son cosa del pasado, fue traspasado a otros segmentos sociales que empiezan a surgir en otras aéreas geográficas de los nuevos barrios que hoy día llevan nombres como El Maní, La Saona; otrora zonas "finqueras".

Mucha gente que salió en busca de mejores oportunidades, tanto personales como familiares, hoy están permanentemente asentadas en sus nuevas patrias con una lejana posibilidad de retorno o haciéndolo de forma turística por corto tiempo y la razón es valedera y razonable, tienen asegurado su estabilidad, dan seguridad a sus familias y ya tienen creadas bases solidas que los atan de manera permanente a su nuevo entorno.

Muchas familias por otro lado se ubicaron en otras aéreas de de la ciudad, con elevadas condiciones. Pero, el barrio está ahí emblemático y lleno de historias y de recuerdos, aun que ya otras generaciones las pueblan, siguen teniendo algún vinculo con las familias originarias. Nuestros viejos fueron muriendo...Ya quedan pocos los viejos fundadores de nuestro barrio, de aquellos que en la segunda mitad de la década del 50 llegaron con una mano delante y otra detrás, pero como una templanza de hierro, sortearon las dificultades y nos dieron una de las mejores educandas de la época, en donde el amor a la familia, el respeto a los mayores, la honestidad y la ayuda al prójimo fueron parte de la formación de la conducta de los nuevos ciudadanos que nacieron en los Cajuilitos y sectores vecinos.

En memoria de mi madre Cruz María Pimentel y con ella rindo tributo a Rosaura Lara (Bejita) mi abuela; mención especial a Lalito, Elena y Pancho, Oliva y Goyito, Juana Quincito, Cubana, Guaro, Luisa y Bolívar, Carlitos y Pancha, a Pura y Varón, a Cuya y Fuche, los Mallanes, Paito, Francia, Niñita, Víctor Ramírez, Niño Cabral, Butita y Marcimina, Fita y Luis Peguero, Santana, Manuel Candita, Grecia, El cojo Presinal e Irene, Doña Nena y Concha.

También, a nuestros contemporáneos idos a destiempo; Negro hijo de Isabelita, Teresa y Euclides, Tata hija de Milida Romero; Tirson y Amparo, Papito, Anicillo. A todos los llevo en mis recuerdos...