La Gran Olvidada

Categoría: Opinion Publicado: Sábado, 22 Abril 2017 Escrito por Jorge Mejia

La Gran Olvidada
https://scontent-mia1-1.xx.fbcdn.net/v/t1.0-9/1453514_578202728919877_1523123937_n.jpg?oh=0939c4533bb8fdd19e7936d17888f739&oe=5984B2A1La Montería es una comunidad principalmente, Agrícola, siempre lo ha sido, para comienzos del siglo pasado La Montería fue la comunidad agrícola responsable, en su mayor parte, en proveer sustento para una parte importante del municipio de Bani, es decir, para varias zonas.

Durante la primera mitad del siglo pasado Baní aun no contaba con el imponente canal Marcos Antonio Cabral, el responsable de la irrigación de las tierras de Paya, Bani, Bocacanasta, El Llano, Villa Sombrero, Matanzas, y otras en todo el litoral del Municipio, era la Montería que con sus tierras agrícolas, tanto en las montañas altas como bajas que acogía todos los agricultores y labradores de la tierra que en busca del sustento de sus familias se trasladaban desde sus lugares de origen, las comunidades antes citadas del litoral banilejo para unirse a los residentes de La Montería en sus afanes agrícolas.

Históricamente la Montería ha tenido vínculos muy fuertes con esas comunidades. Era tanta la producción que salía de las tierras aledañas a esa sección que en la primera parte de la década de los años 60 se construyo la carretera Bani-La Montería-Cabeza de Toro, hasta entonces caminos de herraduras, por los gobiernos posterior a la caída de la dictadura en 1961.

Desde entonces esa vía tan importante paras el Municipio de Bani, y fundamentalmente para los lugareños de la Montería y de otras comunidades que tenían o tienen propiedades en la zona agrícola, fue prácticamente abandonada y olvidada por las administraciones siguientes después de agotarse su periodo de vida útil.

El abandono de la principal vía de comunicación de la sección la Montería ha provocado a su vez el abandono de los predios agrícolas y otras actividades productivas, y han obligado a muchos de ellos emigrar a otras partes de la Provincia, y en el mayor de los casos hacia la capital dominicana, y un número no menos apreciable a otros países. Sin embargo, un importante grupo familiar ha persistido a los embate del tiempo y al olvido de los gobiernos, y de manera estoica han permanecido allí pidiendo día tras día que el gobierno y autoridades presten atención a esa comunidad.

Sin éxito muchos dirigente ya han desaparecido, otros siguen clamando, cual si fuera en un desierto, para que el gobierno vaya a su rescate; muchas las asociaciones de diferentes propósitos se han contactado con las innumerables autoridades que a lo largo de más de 40 años han pasado por el gobierno, así como, por el Congreso Nacional, la Gobernación, y nadie parece querer atender a esa población que ha decidido seguir viviendo en La Montería, al terruño que tanto le deben.

La sección de La Montería ha parido grandes dirigentes políticos y con ello grandes autoridades, pero ellos no se han dignado de devolver parte de su éxito a la tierra que los parió. Quiero ser discreto y no citar los nombres de los que han sido desde Sindico, Senadores y hasta funcionarios del gobierno Central, pero pienso que la sociedad aun recuerda cuales son.

La Montería necesita que se le ponga atención por el bien de la permanencia de la población, que aún queda en la zona y para seguir preservando nuestras frescas montañas agrícolas, ecológicas y de diversidad biológica.

Levantemos la Moral y hagamos que la Montería, cual erguida y orgullosa, sea la comunidad que ellos quieren ser; una comunidad con sus calles, aceras, contenes, con los servicios básicos y con su vía de comunicación, La Carretera que llegue hasta Cabeza de Toro, pasando por Bella India, Las Caobas, Chempén, Los Yeguarizos, con sus diferentes parajes. Es una obligación del gobierno llegar hasta allí, un deber de las autoridades hacer que se haga posible el desarrollo en la sección La Montería.

Ojalá sea la última vez que tengamos que escribir solicitándoles a las autoridades que recuerden y sepan que la Montería también existe.

Visto: 529