DESDE ORLANDO PARA EL MUNDO: “CARTA A LOS REYES MAGOS”

Categoría: Opinion Publicado: Sábado, 06 Enero 2018 Escrito por Jorge Mejia

DESDE ORLANDO PARA EL MUNDO

“CARTA A LOS REYES MAGOS”

JESUS RAMON BAEZ COSTE Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Queridos Reyes Magos:

http://notisurbani.com/images/jesus_ramon_baez_foto_nueva.jpgYa no los voy a llamar por sus nombres, hace tanto tiempo que vengo escribiéndoles que como dice la canción se me olvidó sus nombres, en vista de la poca cortesía en ustedes, en nunca atender mis pedidos.

La primera vez que me dijeron de su existencia tendría unos cinco años y que todos los días 5 de enero de cada ano, ustedes vienen y visitan los hogares y dejan muchos regalos, juguetes para todos los niños, pero muy especial a todos los que se portaban bien con sus padres y obtenían buenas calificaciones.

Ese día había que complacerlos y dejar algo, por el largo viaje, comenzando con un vaso de agua, para saciar la sed, un paquete de yerba para unos camellos que cargaban los regalos, una menta verde, y un cigarrillo, no sé porqué, si eran tres cuál de ustedes era que fumaba?

Ya al comenzar la tarde con todos los utensilios debajo de la cama acompañado de una carta con los supuestos regalos que quería, había que irse bien temprano a la cama para que ustedes no tuvieran contratiempo y se hiciera la entrega mas rápido.

Así que era la noche mas larga del mundo, para lo cual inclinaba mi cabeza debajo de la cama varias veces creando una noche en vela con la curiosidad de verles el rostro, pero el cansancio me vencía sin obtener complacer mi curiosidad en ver como diablos entraban, donde dejaban los jodíos camellos, y oh! Sorpresa al amanecer siendo las 5.30 am se escuchaban los pitos, las trompetas, los sonidos de los trenes de pilas con un sonar inconfundible, los carritos, las pelotas, pero sobre todo un jodio pin pong que me dejaban todos los años, y la cuerda mas grande era que nunca encontré la bendita bicicleta que estuve solicitando años tras años.

Pero al pasar de los años, desistí de esperarla y opté por no escribir durante muchos años, en el entendido que ustedes no complacían nada a los que se portan bien sino todo lo contrario, ustedes le llevaban juguetes a los que más podían.

Hoy un poco triste en mi pequeña casa, lejano muy pensativo, melancólico, por lo lejos e imposible de retornar a esos tiempos, y aquí por esta tierra de estados unidos ,no se habla de ustedes se habla de un señor mayor con barba y muy ridículo vestido de rojo con gorro de lado y unos pequeños lentes, que no se que oculista se lo recomendó, pero este todavía es muy arrogante, y prepotente, a este hay que irlo a ver a los establecimientos comerciales hay que pagarle para que los niños se retraten con él, y muy comparon y exigente.

Este puso como condición que él deja los regalos el día de nochebuena y se va y luego que procedan a abrir los regalos.

Nuevamente en este año, me mantuve en la expectativa, y me acomodé en frente del árbol a esperar mi pedido el cual hice con mucho entusiasmo para ver si en esta ocasión se me complacía. Mi carta de pedido fue corta, para ver si ahora si me dejaban, pero nada otra vez, se preguntarán que estoy muy viejo para montar bicicletas, es así, pero en ocasión pedí algunas cosas que seguiré pidiendo hasta ver cumplida mi misión.

Esta es mi carta que hago a ustedes ya que Santa Claus, o papa Noel pasó y nada de nada, procedo a leerla:

Por favor pido que las plantas a carbón que están construyendo en mi pueblo, ustedes intercedan para que se haga a gas natural, así mismo que las montañas de mi pequeño valle no sean vendidas y destruidas, que a los ríos no le sigan extrayendo todo el material, para que su cauce no desborde los limites y haga daño a los humanos, o peor que los sequen.

Que por favor deje algunos juguetes más ilustrativos a unos sicarios que nos gobiernan sobre el medio ambiente para que su sensibilidad retorne a lo más profundo de corazón, para que no le sigan haciendo daño a la fauna, foresta y el medio ambiente.

También, dejar algunos instructivos para regalárselos a unos amigos jueces que no aplican los principios que les enseñaron en las universidades y solo aplican las leyes por órdenes de sus superiores.

Así también quiero una lupa para regalar a quienes dirigen el país porque están ciegos y dicen que este país todos los años va creciendo y creciendo como los espaguetis, y que las expectativas superan por mucho al pequeño Nueva York, pero me gustaría sino es mucho pedir un lugar bien grande como un estadio de beisbol para guardar por un gran tiempo a todos los corruptos, ladrones, a todos esos lumpen que se han adueñado de nuestro país y muy especial de nuestro pueblo de Bani.

Por último un manual de como aplicar todo el peso de la ley a todos aquellos que a través de las instituciones del estado, se han hecho dueño del erario, han aceptado sobornos de Odebrecht, y que la impunidad es su mejor aliado y hoy disfrutan de los juegos, regalos de los más necesitados, en grandes mansiones, con aviones privados, jeepetas, dineros en los mejores bancos europeo, y dizque servir al partido para servir al pueblo, hablándole mentiras al pueblo que no me voy a reelegir y haciendo de nuestra constitución un papel de sanitario y haciendo tantas diabluras como los casos en educación, Oisoe, Junta Central Electoral, la mafia en la justicia, Inapa, transporte etc. etc. etc., son bastante los casos a estos es que ustedes les gusta regarles.

Me voy a acostar temprano con la firme ilusión de que en esta ocasión por lo menos me darán la esperanza y la confianza en un pueblo empoderado para hacer realidad de volver a los principios fundamentales de gobernar para el bienestar de las gentes mas necesitadas.

No me atreví a dejarles nada porque los tiempos han cambiado y ya no se usan cigarrillos, ahora hay hookah, drogas en todos los barrios, ya los vasos o tienen ron o clerén, y las yerbas se habla hasta de legalizarla, así que opté por saber en qué onda están ustedes.

Sin mas por momento me despido con ilusión de que por los menos me regalen dos de estos pedidos frenar la corrupción y la impunidad, y que sea un año verde, para recuperar a mi país.

Gracias Reyes magos.

Visto: 851