Considera PLD puso votos para que Xiomara triunfara en ADP

Categoría: Opinion Publicado: Domingo, 14 Octubre 2018 Escrito por Jorge Mejia

Considera PLD puso votos para que Xiomara triunfara en ADP

Guarionex Rosa | ANALISTA POLÍTICO

https://images2.listindiario.com/imagen/2018/10/13/537/537226/294x440/201810130242071/considera-pld-puso-votos-para-que-xiomara-triunfara-en-adp.jpegEl triunfo de la profesora Xiomara Guante como nueva presidenta de la Asociación Dominicana de Profesores, ADP, significa una pérdida difícil de explicar para el diputado y líder de la organización Eduardo Hidalgo y para el Partido de la Liberación Dominicana, PLD.

La maestra Guante no podría ganar las elecciones de la ADP sin el apoyo de parte de la base peledeísta, que de seguro veía con estupor cómo el profesor Hidalgo le abrió fuego desde el primer día de su designación al ministro Andrés Navarro, del mismo PLD.

El ganador ha sido el Partido Revolucionario Moderno, PRM, embarcado en su lucha para escoger al candidato presidencial y en búsqueda de sectores que le ayuden a mantener una oposición contra el gobierno y contra cualquier candidato para las elecciones del 2020.

El rechazo de los maestros a los métodos de Hidalgo se mantenía en silencio. Los maestros al parecer repudiaban la forma en que el diputado dirigía el gremio y proponía huelgas a pocos días de iniciar el año escolar, dejando a los niños huérfanos de clases.

Para el profesor Hidalgo, acomodado en su poltrona bien rentada de diputado y aferrado al mando de la ADP que con su hermana la Cooperativa de los Maestros, son un emporio, no importaba que los niños no recibieran desayuno y merienda por las huelgas.

Hidalgo se confió demasiado en su discurso agresivo y a veces repugnante que pretendía defender los intereses de los maestros. Olvidó que para muchos maestros el compromiso con sus estudiantes y los padres, es tan fuerte como el político.

El reconocimiento temprano de su derrota frente a la maestra Guante le salva un poco la situación. No había posibilidad de pataleo en lo que pareció un rechazo claro de su gestión por parte de la mayoría de los miembros de la ADP.

Hidalgo al parecer trazó una estrategia en combinación con el diputado Radhamés Camacho, ahora presidente de la Cámara de Diputados, para montar una campaña mortal contra el ministro Navarro, remenear la ADP y ganar los comicios.

Con ese plan en marcha, se propondría a Camacho como el nuevo ministro de Educación, posición que al parecer ha buscado con desesperación, quizás al corriente de que lo que verdaderamente cuenta para obtener un cargo es su vinculación política.

El rompecabezas de la ADP pondrá a muchos comentaristas a buscar el sentido de que siendo Navarro, Hidalgo y Camacho de la misma corriente del presidente Medina, entregaran la presidencia del importante gremio al Partido Revolucionario Moderno, PRM.

Para Hidalgo ganar las elecciones que acaban de transcurrir tenía que contar con los votos de muchos maestros peledeístas que rechazaban sus métodos truculentos, o que fueran de la tendencia silente que tiene el expresidente Leonel Fernández en cualquier frente.

Si ganaba la reelección en la ADP le habría asestado un golpe irreparable al ministro Navarro, porque el triunfo ratificaría el apoyo a su lucha pugnaz, lo que hubiese puesto en juego no solamente el Ministerio sino también la aspiración presidencial por el PLD.

Se repite la historia
La derrota de Hidalgo en la ADP es una repetición de la historia de las pasadas elecciones generales cuando el novato candidato a la alcaldía del Distrito Nacional, David Collado, se postuló empujado por amigos porque no confiaba tanto en la política.

Su triunfo abrumador en la capital fue posible por una alianza silenciosa de peledeístas, el PRM y sectores que veían imposible la continuación del anterior alcalde que no recogió la basura ni limpió los cementerios, como obras básicas de la municipalidad.

Antes de postular al alcalde reelegido múltiples veces, el PLD no auscultó lo que pensaba la capital respecto a la obra del político, o quizás no tenía a quién proponer pese a que el puesto tiene prestigio y un presupuesto atractivo para los tiradores de la corrupción.

Muchos observadores creerán que la derrota de Hidalgo, aunque era del mismo sector que el presidente Medina en el seno del PLD, pueda dar una señal aunque leve de lo que ocurriría en ese partido con motivo de las primarias y la campaña electoral del 2020.

Hidalgo se arriesga a que la primera decisión que adopte la directiva de la ADP que presidirá la profesora Guante, sea ordenar una auditoría del manejo de los cuantiosos fondos de la organización, extendida por todo el país y fuente si no de enriquecimiento, de bienestar.

Cuando Camacho presentó a Hidalgo como el candidato dijo que “con la voluntad de Dios y la valoración de ese ejército de hombres y mujeres que se la juegan, vamos a participar en las elecciones de la ADP”. La apostasía fue temeraria porque al parecer Dios era contra.

Por cierta lógica el PLD no debía perder las elecciones de la ADP, porque gracias al presente régimen que aprobó el 4% para la educación y al mejoramiento de las condiciones de vida de los maestros y de las escuelas, se creería que con cualquiera ese partido ganaría.

El público se rebela
La rebelión de las masas de la ADP contra su liderazgo rancio se parece al rechazo general de los ciudadanos a los aumentos de pasajes de los transportes en la capital y a los paros repentinos que dejan a los ciudadanos imposibilitados de hacer sus diligencias.

Con sus cuentas o caletas bien nutridas en sus residencias, los dirigentes sindicales vienen torciendo el brazo del gobierno desde los primeros días de la era balaguerista. Han impedido que se establezca el sistema de buses colectivos y se elimine el adefesio de los conchos.

Hace algunos años una de las empresas que participa en el transporte interurbano que lo hace muy bien, se propuso traer trescientos autobuses para las rutas de Santo Domingo. La rebelión de quienes el periódico El Nacional bautizó como los “dueños del país” lo impidió.

Cuando el presidente Fernández propuso la construcción del Metro de Santo Domingo como una forma de descongestionar el tráfico y civilizar la capital, los sindicalistas que ahora son prósperos empresarios de armas tomar, montaron una campaña nacional.

Lo serio de ese caso es que economistas y políticos de supuesto renombre se asociaron a la idea de que el Metro de Santo Domingo sería dañino. Se gastaron ríos de tinta en los medios escritos y largos espacios en los electrónicos para descalificar la idea de Fernández.

Tras su apertura en el 2009, el Metro de Santo Domingo resolvió el problema a muchos ciudadanos, representó un aumento salarial para los trabajadores porque sus tarifas son módicas respecto a lo que cobran los transportes y sentó a los pobres “como la gente”.

Tras el presidente Medina anunciar la construcción de un Teleférico que se inauguraría en mayo del 2018, el griterío de los “dueños del país” fue general. Olvidaron el interés de los contribuyentes, pero antes del año se ha visto el transporte como una obra exitosa.

Entre el Metro de Santo Domingo y el Teleférico son transportados diariamente más de 700 mil personas que antes tenían que tirarse a las calles, montar minibuses destartalados y automóviles sucios, chatarras descartadas en Japón y Corea del Sur y sufrir las huelgas.

Visto: 1050