Biblioteca Pública Padre Billini. 94 años de su instalación en Bani.

Categoría: Opinion Publicado: Martes, 14 Abril 2020 Escrito por Jorge Mejia

Biblioteca Pública Padre Billini.

94 años de su instalación en Bani

Por: Sócrates David Peña Cabral  Lunes, 13 de abril del 2020

http://notisurbani.com/images/Socrates_david_pena_foto_para_ultimo_articulo.jpgEn el mes de enero del 1867, el Pbro. Fernando A. de Meriño, Apolinar de Castro, José Gabriel García, Juan B. Zafra, Mariano A. Cestero y Emiliano Tejera, decidieron poner a funcionar en los bajos del edificio del seminario conciliar la primera biblioteca pública que tuvo la república. Lo comunicaron en el ¨monitor¨, primer periódico oficial del gobierno dominicano luego de la Restauración. Expresaba la nota ¨que el objeto es que todos los dominicanos tengan ese poderoso recurso para ilustrarse,..Que la juventud de este tiempo y la que en pos de ella se adelanta, encuentren donde abrevar su ardiente sed de conocimientos, facilitar la difusión de las luces en todas las clases sociales, provocar a los jóvenes su amor al estudio¨. Señalaban, que contaban con un considerable número de obras importantes e invitaban a corresponder al meritísimo esfuerzo cultural, remitiendo como obsequio las obras que entiendan de utilidad.

Dos años antes, para 1865, había estado en Bani el cura Francisco Zenón Vásquez, quien testimonia que era Masón, aun con los enfrentamientos oficiales existentes entre la iglesia y la masonería. Aunque hay menciones de que para 1861 ya existía una, con certeza, en 1869 fue instalada en Bani la Logia Masónica Caridad No.12. La importancia de esta mención es que los masones mostraron entusiasmo por ampliar los conocimientos de la comunidad y plantearon entre ellos la necesidad de biblioteca pública. El P. Velázquez se identificó no tan solo con los masones sino con el interés de muchos banilejos por la educación de la niñez y la juventud del pueblo, aupando los esfuerzos para la instalación de una escuela primaria dirigida por Monsiuer Malespine.

Entre 1874 y 1898, la idea sobre una biblioteca pública estuvo merodeando en las mentes de munícipes y autoridades. Había consenso que era necesaria como factor de cultura social, pero definitivamente las pugnas políticas se sobreponían y no lograba llevarse a cabo ese noble objetivo.

En Bani abundaban buenas bibliotecas privadas, algunas de ellas, como la de Melchor Cabral, eran de las bien formadas y donde habitaban diversos volúmenes. Para 1900, se creaba el CENTRO BANILEJO y allí se establece la primera biblioteca de uso colectivo en Bani, pero que no alcanzaría su beneficio para toda la población, por el carácter privado del Club. En 1911 un incendio lo destruye y con él, desaparece la biblioteca.

heraclito Para 1917, la junta comunal del partido progresista, presidida por Don Marcial Soto, le comunica al ayuntamiento que ¨tiene el interés y la disposición para dejar instalada el 27 de febrero una biblioteca pública en esta localidad¨. Ese meritorio esfuerzo no pudo ejecutarse, pero el 5 de abril del 1919 se funda la sociedad ¨Amigos del Progreso¨ que luego sería ¨Amantes del Progreso¨, entre cuyos objetivos se encontraba instituir una biblioteca pública. Se logro reunir cierto mobiliario y libros, pero la iniciativa no llego a efecto. Marcial Soto, Félix Tomas Delmonte, Heraclio Manuel Contín y Rafael M. Puello, formaron parte de ese primer grupo de proponentes y aunque no concretaron el propósito, habían esparcido semillas de siembra y era muy buena la seleccionada. Como el mismo Heraclito Contín lo expresaría después, ¨arrojada en surco propicio¨, que habría de germinar con el tiempo ¨sana, pródiga, vigorosa¨.

fabioH senor velazquez bibliote PB baniEl 18 de mayo del 1919, es constituido el CASINO PERAVIA, INC. Los representativos estaban encabezados, entre otros, por Virgilio Pimentel, Fabio. F. Herrera, Federico A. Gómez, Federico A. González, Alfredo Emilio Matos, Rosendo Ortiz, Dr. Wenceslao Guerrero, Pablo E. Pimentel, Santiago Inchaustegui, Heraclio Manuel Contin y Ángel María Peña. El Casino Peravia resultaba un nuevo espacio recreativo y de diversión, allí se fomento festivales de alta calidad, actividades culturales y lúdicas, forjándose una biblioteca, pues muchos de sus miembros tenían arraigados hábitos de lectura y la manía de la erudición, pero de cierto que el lugar resultaba librería de uso restringido.                                                             

El 3 de agosto del 1924, los mismos que habían fraguado la pequeña biblioteca en el Casino Peravia, se reunieron en la casa de Rafael M. Puello. Asistieron los señores Heraclio Ml. Contín, Federico González, Santiago Inchautegui y Ángel María Peña, debatiéndose allí el laudable propósito de llevar finalmente y a feliz término, la apertura de una biblioteca pública. En esa fecha quedo constituido el comité ejecutivo Pro-Biblioteca Pública y de inmediato fue reanudada aquella labor antes interrumpida. Rosendo Ortiz, Federico A. Gómez, Virgilio Pimentel, Aurelio Fernández, Fabio F. Herrera y el Pbro. Felipe E. Cintrón, se incorporarían luego. Este último sería un gran colaborador y catalizador de valiosas contribuciones.

puello biblioteca PB baniEran estos individuos unos batalladores, combatientes, profetas de esperanzadoras actuaciones, que trataban hacer nacer el culto helénico del ideal y el ímpetu sublime para la ascensión de un pueblo a esferas superiores. No pretendían contar con hermosos muebles de salón o columnas decorativas de madera ocupadas por folletos, pues lo que deseaban era que, y sobre todo la juventud banileja, descubrieran que los libros escondían la magia portentosa de transformar. En los libros ¨ leerían los pensamientos de Sócrates y hasta escucharían la fuente de la elocuencia desde la misma tribuna en que pronunció Cicerón sus oraciones romanas¨.

Foto: Rafael M. Puello

Al inicio, sus gestiones eran a penas correspondidas y sus peticiones no estaban siendo escuchadas. Hubo temor de que el alto fin se perdiera nuevamente en el vacío, pero llegó el tiempo de que por fin Bani diera muestras de que en la unidad esta la fuerza y se integraron personalidades de todos los matices políticos, sociales, culturales y económicos, incluyendo la participación importante de la mujer Banileja. Llegaron las aportaciones y donaciones, los libros y el mobiliario necesario.

El domingo 18 de abril del 1926, fue celebrado el acto de inauguración de la Biblioteca pública ¨Padre Billini¨, instalada en la calle ¨restauración¨ esquina calle ¨Presidente Billini¨, instituida como el seguro  refugio para los banilejos para acrecentar los conocimientos.

heraclito 2 bibliotecaPB baniDon Heraclio Manuel Contín, se expresaría con regocijo en el discurso de apertura, hablaría de la importancia de la biblioteca, invitaría a los jóvenes a no quedarse rezagados en el estudio, y con voz trémula, de evidente emoción, dijo que el comité pro-biblioteca ¨no ha terminado su tarea. La obra aún está en embrión¨. ¨Esta biblioteca requerirá aumentar y renovar constantemente su material de lectura y mejorar las facilidades¨, invertir en actividades culturales si aspira producir los frutos deseados.

El 7 de enero de ese año, había sido acordado dar el nombre de ¨Padre Billini¨ a la biblioteca, en honor al ilustre filántropo de raíces banilejas.biblioteca PB solar donado x ayto

En 1928, el ayuntamiento de Bani cedió el solar que ocupa hoy el Centro Parroquial para construir un edificio más adecuado y aunque fueron desplegados esfuerzos, no pudieron reunir fondos suficientes para dar inicio a una obra grande y con mejor hábitat para la lectura y estudio.

biblioteca PB mobiliario foto padre billiniEl 6 de abril del 1929, logrado el montaje de la biblioteca y encontrándose en buena marcha, ese comité pro- biblioteca, creciendo ya en colaboradores, decidió convertirse en la ¨Sociedad Cultural Luz y Progreso¨. La nueva directiva fue presidida nueva vez por Don Heraclio Manuel Contin, acompañado de vicepresidentes, secretarios y vocales; Rafael María Puello, Santiago Inchaustegui, Manuel Obdulio Peña P., Federico González, Ángel María Peña Castillo, Rosendo Ortiz y Manuel Obdulio Peña Ortiz.

La entidad cultural necesitaba fondos para sostener la biblioteca y se estableció un programa de actividades culturalmente diversas, donde participaban artistas de toda índole, estando siempre presente la disertación de intelectuales banilejos y nacionales. Baní gano mucho en el campo intelectual, pues los más reconocidos hombres de letras de todo el país tomaron parte de ellas.

biblioteca PB fdo herrera Betty Perello Susana ObjEn el devenir, se integraron necesarios e importantes hombres de letras y virtudes cívicas, Héctor Colombino Perello, Fernando Herrera Cabral, Cesar González Celado, Dr. Héctor Geraldo, Profesoras Susana Objio, Betty de Perello, Manuel Vetilio Valera y muchos otros, sin cuyo esfuerzo y abnegación hubiese sido imposible mantener la sociedad hasta donde pudo.hector colombino perello

El 3 de agosto del 1974, en la celebración de aniversario de la ¨Sociedad Cultural Luz y Progreso¨, don Fernando Herrera, que presidía la entidad, cuya tenacidad por el bien colectivo en Bani, en todo ámbito, debe ser reconocida siempre, expresó en un vibrante discurso ¨ nunca demostrar cansancio en la lucha por enaltecer a Bani¨...¨Seguir sin descanso, con bríos renovados para que la sociedad cultural ¨Luz y Progreso¨ siga dando los mejores frutos y sirviendo con luz brillante a esta comunidad¨.

Foto: Fernándo Herrera (discurso)                                                                                                      Héctor Colombino Perelló

Biblioteca PB casa de inauguracionEn esencia, estas líneas fueron escritas por otros, tan solo he querido recogerlas para ilusoriamente tratar de impedir su olvido. Y es que la obra de la Biblioteca Pública Padre Billini en Bani, resultaba más que localizar un local, archivo de libros, estantería, repisa, anaquel, eran los pasos ardientes hacia la democratización de la cultura, tenacidad de un grupo de hombres en procura de alcanzar algo bueno para todos en la ciudad y en aras de lo cual llegaron hasta el agotamiento, pues para el buen juicio tenemos que colocarnos en esos días, en época que la republica entera se debatía en la pugna política, la intervención militar y ya luego, nueva vez, en las rivalidades banderizas.Biblioteca PB mobiliario mesa estantes

Probablemente hoy, no lograremos advertir lo que significaba una biblioteca en la ciudad de Bani para 1926. Todavía se pensaría que son panteones del pensamiento humano. Sí, pero solo basta que nuestra curiosidad surja y se incline sobre un libro para que las ideas que duermen en sus páginas abandonen su actitud de reposo y vuelen sobre nosotros para sacudir el espíritu con un temblor sagrado. Con la biblioteca se estaba sembrando árbol de pensamientos que habrían de formar mejores ciudadanos.

biblioteca PB casino personalidades salon actosY una vez cumplida la misión de fundar la biblioteca para todos, para muestra de realismo y de entendimiento de la perspectiva histórica, esos munícipes se dedican luego ampliar el ámbito cultural, patrocinan concursos literarios, obras teatrales, auspician conferencias, se organizan las primeras exposiciones de libros como lo que hoy llamamos ferias y en definitiva, se desarrolla una labor inmensa y que pocos hoy conocen. La verdad es que, aun sutil, su presencia prendió bien en la conciencia de los distintos estratos de la sociedad y su impronta bienhechora nadie la mide aun.

Aquellos fueron hidalgos de rancia tradición y de incorruptible cepa banileja, verdaderos cívicos, de nobles ideales, que derramaron regueros de luz, tratando de encaminar a un pueblo por senderos de ciencia y saber. Esclarecidos varones, que con el ejercicio de sus virtudes dejaron su nombre en bendición. Trataron en difundir, con vigor, con nobleza, el saber y cultura en todos los miembros de la sociedad, empujándola hacia el progreso y el bien colectivo. De ahí los lazos de amistad que los ligaban, pues se unieron todos aquellos que podían contribuir a la idea de masificación cultural, colocar el talento en tierra fecunda y hacer germinar la vida intelectual y social en toda la juventud de su época.

biblioteca PB personalidades SLYP actosLo sabían, si se necesitan virtudes y heroísmos para fundar un pueblo, más trabajos y abnegaciones para perpetuar de una manera digna su existencia.

Eran hombres que entendieron, que para hacer el verdadero bien, era preciso ignorar el comercio, sobre todo el inmoral de las conciencias, pues la ignorancia esclaviza, no permite libre ejercicio de todos los derechos y cumplimiento fiel de los deberes, por lo que trataron de apresurarse y no querían ver una masa clientelar, un conglomerado expuesto a la manipulación.

Hoy, algo distinto recorre las calles del pueblo, una ola distinta gravita, la atmosfera marca en la municipalidad otra temperatura ética, moral, y los que parecían firmes se rinden. El paladar social es otro y no son los de virtud los precisamente ensalzados.

No preguntemos, si como gratitud y con alguna calle, rotulo, esfinge, se les recuerda en Bani. Particularmente no lo advierto. Pero ellos están sobre los pedestales de una misma gloria, pues fueron la encarnación del más alto de los sentimientos políticos, el de la civilidad, al servicio de sus conciudadanos.

Biblioteca PB mobiliario estantes y fotosA los 94 años de su instalación en Bani, benditos! aquellos propulsores y forjadores de la biblioteca pública, no desfallecieron hasta la apoteosis de la idea. Por su pensamiento recto, su conciencia honrada, cultos al fin y creyentes, no les interesará coronas ni escuchar eco de vítores, por eso ruego que hayan conquistado el encuentro con Dios, única piedra sobre la cual pueden descansar el honor y la virtud de los hombres, la única a cuyos pies caen siempre convertidas en pequeñeces las soberbias humanas.

Sócrates David Peña Cabral

11:19 PM

Lunes, 13 de abril del 2020. Bani, Provincia Peravia.

Día 26 de la cuarentena por la pandemia de coronavirus, pero celebrando la pascua. ¨Vi el sepulcro de Cristo vivo, y la Gloria del Resucitado”.

" (...) El libro es comida, techo, asiento, ropa que me arropa, boca que besa mi boca. Lugar que contiene al universo (...) "

Referencias:

1 La Biblioteca de Baralt; La Nación, No.2062, 21 de octubre del 1945. Revista Clio-1953; No.97

2. Bani, Hombres y Tiempos; Monseñor Antonio Camilo

3. Para la Historia de Nuestra Biblioteca Pública; Dr. Sergio Germán Medrano.

4. Temas Históricos y literarios; Joaquín Balaguer.

5. 50 años de labor, Sociedad Luz y Progreso; Colección cincuentenario-Volumen I

6. Discurso leído por Don Heraclio Manuel Contín, en el Acto de Inauguración y apertura de la Biblioteca Publica Padre Billini. Domingo 18 de abril del 1926.

7. Del Bani Tradicional; Cesar Objio G.

8. Bani, Raíces Históricas; Manuel Valera.

9. Obras Completas; Héctor Colombino Perello.

Visto: 2754