Rosanna Rivera pone a circular libro “La Gatita de la Ventana Azul”
Es una obra infantil inclusiva, que llama al amor y al respeto

Mayra Pérez Castillo
Santo Domingo - jun. 10, 2022

https://resources.diariolibre.com/images/2022/06/10/09062022-la-gatita-de-la-ventana-azul---f%C3%A9lix-le%C3%B3n-11-4c1becc3.jpgRosanna Rivera vuelve a escribirle a la niñez. Esta vez, trae una historia que refleja amor, paciencia y ternura: “La Gatita de la Ventana Azul”, que fue puesta en circulación en KahKow Experience, donde también se puede adquirir el libro.

Rescató de las calles a una gatita a la que le puso por nombre Habana. Al transcurrir el tiempo se da cuenta que es muy diferente a Cuba, su otro gatito travieso. Ella es tranquila, aislada… diferente, por lo que decide consultar al veterinario y es cuando se entera de que tiene autismo, una condición mayormente conocida en los seres humanos y rara vez en animales. ¿Qué es lo mejor en estos casos? “Respetar su condición, entender que es diferente y responder a sus necesidades, sin intentar guiarla a que sea igual que otros”, dice la autora.

Sus características la animaron a volver a escribir, pero esta vez, haciendo conciencia sobre amar y respetar, sin importar las diferencias, por marcadas que sean. La anterior obra "Un gatito en la Ciudad Colonial", apostaba a la creatividad y la aventura de su otra mascota, a través de la cual hizo una invitación a visitar lugares emblemáticos de la Primada de América.

Durante la presentación agradeció el respaldo de la familia Rizek, que auspició la obra; así como el magistral trabajo de María Rosa Vaquero, quien estuvo a su cargo del arte, diseño y diagramación; y del artista visual Julián Amado, quien ilustró el cuento.

Unas palabras sobre la obra

https://resources.diariolibre.com/images/2022/06/10/09062022-la-gatita-de-la-ventana-azul---f%C3%A9lix-le%C3%B3n-6-379bc4d9.jpgLa protagonista de la historia,Habana,desde el miedo nos enseña a comprender que en todo tenemos limitaciones, pero también la fortaleza para superarlas. (FÉLIX LEÓN)

Bethania Rizek, en representación de su familia, expresó que “he sido testigo de cómo nuestra querida Rosanna se ha entregado al rescate y valoración de nuestra Ciudad Colonial… ella, en su libro, nos hace visualizarla como escenario principal de su cuento, donde se recrea la amistad desarrollada por tres gatitos: la protagonista Habana, una gatita blanca, discreta, callada y observadora que se mantiene aislada, mirando todo desde su ventana azul. Meriño, de color rojizo, mascota de la policía municipal del Palacio Consistorial; y Dona, una gatita coqueta y presumida”.

Narra que Meriño y Dona se sentían curiosos por el aislamiento de Habana, que se mostraba temerosa a los ruidos, y si salía, percibía desorientada y nerviosa. “La obra aborda el tema de las diferencias, la diversidad, la amistad, el amor y la solidaridad, de una manera muy sencilla y diáfana, al punto que nos hace sensibles y nos conmueve, desde la mirada del encanto de la infancia esta historia nos pone de frente con valores que ameritan ser escritos más de una vez”.

Para Bethania Rizek, la Gatita de la Ventana Azul nos invita a abrazar lo diferente, a entender los contrastes y sacar lo mejor de las discrepancias.