Unas leyes que deberían derogarse y otras que deberían aprobarse

Por Carlos Segura

https://www.notisurbani.com/images/Carlos_Segura_escritor_foto.JPGA propósito del reciente escandalo en la Lotería Nacional, pienso que una de las cosas que necesita el país para reducir los espacios donde las mafias encuentran terreno fértil para el lavado de activos y otras formas de enriquecimiento ilícito es la derogación de algunas leyes, particularmente la ley 351 de 1967, que autoriza el establecimiento de las bancas, lay 139-11 que las rige y otras leyes y decretos que las modifican, siempre en beneficio de quienes operan estos negocios.

¿Qué hacer entonces con los juegos de azar? Crear una sociedad de Estado que administre la Lotería Nacional, como única institución autorizada para operar loterías y casinos y cerrar definitivamente las bancas privadas y otras loterías.

Dirá usted que eso toca intereses tan poderosos que al día siguiente tumbarán al gobierno. Pues no, don Antonio Guzmán canceló de un solo plumazo a un paquete de generales que se creían bacas sagradas y no lo tumbaron, es cuestión de ponerse los pantalones, cosa que pocos gobiernos han hecho en este país.

En el Québec, una sociedad organizada, existe una sociedad de Estado, que es la única autorizada a operar loterías y casinos, otra, también estatal, (Sociedad de Alcohol del Quebec), que regenta una cadena de establecimientos para la venta de venidas de alto contenido de alcohol (whiskey, vodka, coñac, ron, etc.) y vinos de marcas, los supermercados y bodegas solo están autorizados a vender cervezas y vinos de mesa (los muy baratos). También hay otra sociedad de Estado que regenta una cadena de establecimientos que son los únicos autorizados a vender marihuana, que es legal.

¿Por qué el Estado quebequense hace esto?, porque entiende que los vicios, si bien no se pueden erradicar, al menos no se debe permitir que particulares hagan negocio con ellos, y eso es socialmente apoyado. Solo el Estado, que está en la obligación de devolver a la sociedad en forma de servicios los beneficios que generan estos negocios, está autorizado a hacerlos.

Una vez creadas estas sociedades de Estado para operar establecimientos de venta de loterías, casinos y expendio de las bebidas alcohólicas que se decida reservar como su exclusividad, que bien podría ser un modelo parecido al de la Sociedad de Alcohol del Quebec ¿qué hacer con quienes se les ocurra continuar ilegalmente en estos negocios?, pues sencillamente, cerrárselos y meterlos preso, cosa que debe estar bien claro en las leyes de creación de estas sociedades.