MÚSICA SINFÓNICA
Temporada de las 8 décadas

José Antonio Molina
(Director titular OSN)

Santo Domingo, RD

https://images2.listindiario.com/imagen/2021/08/20/685/684731/680x460/202108201233071/temporada-de-las-8-decadas.jpegHemos arribado a la Temporada Sinfónica 2021 en medio de una pandemia de proporciones global, tras una interminable pausa involuntaria de más de un año y medio; y como si eso fuera poco, celebrando el 80 aniversario de la creación de la máxima Institución musical de nuestro país, la Orquesta Sinfónica Nacional.

Abrazo esta memorable ocasión con toda mi alma como un acontecimiento milagroso en mi vida personal y artística.

Tras un legado de 8 décadas haciendo música sinfónica al más alto nivel de manera ininterrumpida desde su fundación en el año 1941, me ha tocado a mí, la hermosa responsabilidad de mantener vivo y sonoro el preciado legado construido compás por compás, nota a nota, por los
hombres y mujeres que por generaciones han conformado la plantilla de nuestra venerada Orquesta Sinfónica Nacional; así como sus directores, quienes han entregado los mejores años de su vida profesional, algunos incluso renunciando a los mejores momentos de su infancia misma, para perpetuar en el tiempo con letras de oro la tan digna y brillante travesía que ha caracterizado esta gloriosa Institución por el firmamento musical de la República Dominicana .

Para la Temporada 2021, hemos preparado un contenido exquisito protagonizado por algunas de las obras más representativas del repertorio sinfónico universal, llevadas de la mano de directores y solistas de trascendencia mundial. Nuestra Gala Inaugural promete ser una noche memorable. El concierto No.2 para Piano y Orquesta de Johannes Brahms y la Sinfonía No.4 de Robert Schumann, con la participación como solista invitado el virtuoso del piano Antonio PompaBaldi, bajo la dirección de quien les habla.

De igual manera, adornan nuestra Temporada 2021 con sus deslumbrantestalentoslas solistas: Jasmina Gavrilovich (pianista), Aisha Syed (violinista), así como nuestra primerísima soprano Nathalie Peña Comas.

El maestro Santy Rodríguez (Director Asistente) dirigirá el segundo concierto conformado por las obras: Tres imágenes Folklóricas de Papa Molina, el concierto No.23 en La Mayor para Piano y Orquesta de Mozart y Variaciones Enigma de Elgar.

Continúa el maestro, Jaime Morales (Director Invitado) con un programa que incluye las obras: Obertura Carnaval y la Sinfonía No.8 de Dvorák, además el Concierto para Violín y Orquesta Op.77 de Johannes Brahms. Damos clausura a nuestra Temporada con una noche ¨Todo Strauss¨, donde interpretaremos el legendario Poema Sinfónico Don Juan, Op.20, las Cuatro últimas canciones y las Alegres Travesuras de Till Eulenspiegels .

El 6 de octubre será una gala ¨Todo Beethoven¨ auspiciada por la Embajada Alemana y la Fundación Sinfonía, como iniciativa del Embajador acreditado en la República Dominicana Volker Pellet, con miembros de la Orquesta Filarmónica de Berlín, el programa incluye el Concierto para Violín y Orquesta con la participación como violinista invitada de Anna Mehlin y la Sinfonía No.3 de Beethoven ¨Eroica¨.

Estamos profundamente orgullosos y altamente agradecidos de ese público cautivo que tradicionalmente nos ha apoyado con su presencia en nuestras temporadas de conciertos, de igual manera celebramos la ascendente presencia de público nuevo, joven emergente, que cada día se agrega a la gran familia de seguidores de nuestra orquesta, en un gran crescendo seducidos por la magia y la excelencia artística que ofrece la nueva Orquesta Sinfónica Nacional, en cada una de sus presentaciones, así como sus directores y solistas.

En la edición de nuestra Temporada 2021, matizada por los tiempos de pandemia en que vivimos, seguiremos con rigurosidad todos los protocolos sanitarios que exigen las autoridades de salud pública en nuestro país.

En nombre del Ministerio de Cultura, La Orquesta Sinfónica Nacional, la Fundación Sinfonía y CLARO nuestro patrocinador premium, les invitamos a compartir con nosotros cada uno de estos conciertos que hemos preparado con tanto esmero y marcada ilusión, nuestro público de ayer, de hoy, y de siempre, que cada día se une a nuestro compromiso inquebrantable de hacer música clásica con el mayor apego a la excelencia artística y que esta sea cada vez más masiva y asequible a todos los sectores de la sociedad dominicana.

Reflexiones
Así como, el éxito no es fruto del azar, sino una decisión expresa de los hombres y mujeres que tienen como filosofía de vida cultivar la excelencia y una existencia próspera en valores, la felicidad no es una meta, es un camino. Tú no solo llegas, tú andas. Avanzas mientras eres feliz.

El día que dejas de avanzar, creyendo que ya alcanzaste la felicidad, dejaste de ser feliz.

De igual manera, el músico que cree saberlo todo, comienza a declinar desde el mismo instante en que escoge esa desafortunada travesía.

Cultivar la humildad siempre ha sido y será mi eterna oración, el corazón humano es por naturaleza orgulloso, se pierde en la selva enmarañada de su propio ego, sólo Dios conoce los rincones más oscuros y tenebrosos de nuestros corazones.

Invito a los músicos jóvenes a soñar en grande, a volar alto cual águila imperial, escojan recorrer el camino de sus sueños con trabajo, determinación, dedicación y esmero. En la vida nadie nos regala nada, pues nadie nos debe nada.

Enamórate de tus sueños una y otra vez, sueñen con ser la mejor versión del músico que siempre han querido ser.

Vamos a soñar hasta que duela, y cuando creas que ya estas vencido, sin fuerzas, sin energías, ni inspiración, sigue soñando.

No permitas que nada ni nadie te cohíba de escribir tu propia historia.

Date el permiso de soñar siempre, pues al final tu éxito seguirá siendo siempre la tortura del mediocre.

Se escucharán toques de trompetas apocalípticas, caminos angostos, llenos de espinas, puede que la niebla y la tristeza reinen toda la noche, pero en cada amanecer escucharas un grito de aliento y de esperanza anunciando la gloria de un nuevo día.

Que no te distraigan las maniobras y acrobacias de los envidiosos con las alas rotas por las heridas que le han causado tu éxito y tu gloria, enfrenta con la frente en alto cada batalla de la vida de cara al sol.

Que la inseguridad y el temor no te robe un solo instante, pues será este un instante menos de felicidad.

Fortalece los cimientos y columnas que Dios creó para sostener nuestras vidas.

Yo sé que es muy difícil levantarse de las tribulaciones, de las adversidades y de sonreír cuando estamos quebrados por dentro, pero no sería la primera vez que la realidad logra derrotar al fracaso, y no así a un sueño, escoge hoy entre el milagro y la tragedia.

Mis amados instrumentistas de la Orquesta Sinfónica Nacional, el amor, la empatía y la bondad, son también instrumentos que nos permiten fortalecer y enriquecer nuestras vidas.

Les amo desde el pódium, y cuando estoy de rodillas ante Dios les amo más aún.

Les amo en el éxito y en nuestras grandes conquistas artísticas, en las victorias y en las derrotas compartidas.

Cristo tiene un plan para nuestra institución y para el futuro de la música sinfónica de nuestro país.

Nuestro Padre es bueno, bondadoso, y será hoy y siempre nuestro mejor aliado en cada una de nuestras metas como colectivo.

Le pido al Señor nos permita ver a través de su prisma divino, más allá de la música, lo obvio y lo cotidiano.

Padre, ayúdanos a sentir la certeza de lo que no podemos ver, fortaleciendo nuestra fe. Danos tú la gloria y la fortaleza que necesitamos en este momento de pandemia que ha puesto la humanidad de rodillas, cuida y cubre con tu manto divino, con tu gracia y la bendición del Espíritu Santo a nuestra orquesta y cada uno de sus miembros.
José Antonio Molina - Director Titular