EL BULEVAR DE LA VIDA
PRM: “Huele a peligro”

Pablo McKinney
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

https://images2.listindiario.com/n/content/694/694276/p/680x460/202110280251131.jpegAl gubernamental PRM, bien po­dríamos decirle hoy: !Oh, PRD! Abandona ya ese cuerpo!

Y es que, una vez más, co­mo tantas otras veces, el princi­pal enemigo del PRD/ PRM a la hora de go­bernar no es el PLD hoy contra las cuerdas, ni LFP que es su circunstancial aliado; ni la Em­bajada con sus representantes en la sociedad civil, y mucho menos son sus enemigos los minúsculos partidos chiquititos que tienen 30 años emergiendo, y a los que en las pasa­das elecciones el príncipe Karim entre chistes malo y papeletas superó a nivel nacional, só­lo con sus votantes del Distrito Nacional. No.

Una vez más, citando al Dr. Peña Gómez, solo el PRD vence, está venciendo al PRD/PRM, lo que son palabras mayores porque el PRM es el partido de gobierno, y si bien es mentira el dicho colombiano de que “sin te­tas no hay paraíso”, o la incorrecta certeza de los estadounidenses para quien “una novia sin senos, es un amigo”, lo que sí es verdad es que un gobierno sin sustentación política está en peligro.

En esta ocasión, no se trata de la tradicio­nal lucha de tendencias que tanto daño le ha hecho a sus gobiernos, sino de sus honora­bles senadores quienes ante la presión social de eliminar sus exagerados e irritantes privi­legios han sacado los fusiles legislativos y le han disparado a matar a su propio gobierno, y no desde los silos de Molinos Dominicanos, (como en aquel heroico abril de 1965), sino desde el salón de la magna Asamblea Nacio­nal, golpeándole a donde más duele, o sea, en la estabilidad de la economía puesta en peligro con la aprobación de un proyecto de ley que busca derogar todas las exenciones fiscales que otorga el Estado a las empresas, a pesar de muy bien saber los señores que más del 50% de esas exenciones fiscales existen para disminuir el costo de los alimentos de primera necesidad y por eso se habla de que es necesario revisarlas una a una.

El mensaje de los senadores al Presiden­te y al país es el siguiente: Si nos tocan nues­tros privilegios, utilizaremos el poder que nos confiere ser el primer poder del Estado para elaborar y aprobar iniciativas que van a des­prestigiar internacionalmente el país, afec­tando el turismo, las inversiones, el empleo, el costo de la vida, nuestra calificación de riesgos... y que entre el mar.