EL BULEVAR DE LA VIDA
Huele a peligro

Pablo McKinney
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

https://images2.listindiario.com/imagen/2022/05/05/720/720083/680x460/202205050859411/huele-a-peligro.jpeg¿De qué se trata esto de gobernar en democracia? Pues de garanti­zar derechos fundamentales, de aplicar un régimen de consecuen­cias y de construir consensos, buscando el equilibrio entre los distintos sectores sociales y económicos, pero no a partir del “Manifiesto Comunista” de Marx y Engels ni de “Capitalismo y libertad” de Milton Friedman, sino a partir de los man­datos de la Constitución de la República, te­niendo como único norte el sagrado interés de la nación dominicana.

El más reciente rifirrafe de intereses lo encontramos entre las asociaciones de constructores y promotores de viviendas y los fabricantes locales de acero y otros pro­ductos esenciales para el sector de la cons­trucción. Todo ha venido porque hace unos días, constructores y promotores solicita­ron al gobierno una serie de medidas que puedan ayudarles a mantener la envidiable rentabilidad de sus negocios, basada par­cialmente en la utilización de una mano de obra ilegal, sin registrar en la Seguridad So­cial.

Las medidas propuestas incluyen la revi­sión del cálculo actual de aranceles e ITBIS de la materia prima y productos termina­dos, así como facilidades de financiamien­to a baja tasa de interés. Pero entre todas las propuestas, una destaca sobre todas las demás, y es la que solicita al Gobierno la eliminación temporal de las medidas an­tidumping aplicadas por la Comisión de Defensa Comercial (CDC) a las barras de acero y otros productos esenciales de la construcción, que hoy están vigentes por­que el Estado dominicano demostró, ante los organismos correspondientes, lo nocivo del dumping para el interés nacional.

Con esta propuesta “la puerca retuer­ce el rabo” porque, peligrosamente, se es­tá llamando al diablo que no es lo mismo que verlo venir y sentarse a tu lado, sabi­do como se sabe que ella significaría afec­tar aún más la producción agroindustrial local que ya ha sido afectada por el pro­yecto de ley provisional sobre la aplica­ción de la tasa de arancel cero a una lis­ta de 67 productos de la canasta básica familiar.

El balón está en la cancha del señor Go­bierno. Se trata de actuar con el interés na­cional como norte, sur, este y oeste. Si con el proyecto Tasa Cero ya se va a afectar la producción agroindustrial local, eliminar las medidas antidumping sería un “mucho con demasiado”, pues significaría seguir apretando la tuerca al productor nacional en vísperas de una crisis económica y políti­ca mundial que apenas comienza… “Huele a peligro”.