WhatsApp permitirá a los usuarios editar sus mensajes de texto una vez enviados
La nueva función permitirá a los usuarios de WhatsApp editar sus mensajes, en caso de haberse equivocado de alguna forma al redactarlos

Europa press
Madrid

https://images2.listindiario.com/imagen/2022/06/01/724/723863/680x460/202206011233451/whatsapp-permitira-a-los-usuarios-editar-sus-mensajes-de-texto-una-vez-enviados.jpegWhatsApp está desarrollando una nueva característica que permitirá a los usuarios de la aplicación editar sus mensajes de texto una vez los hayan enviados, lo que les evitará tener que eliminarlos para reescribirlos.

La nueva función permitirá a los usuarios de WhatsApp editar sus mensajes, en caso de haberse equivocado de alguna forma al redactarlos. La novedad aparecerá en un submenú con opciones para el mensaje en cuestión, junto con otras ya disponibles, como información y copiar.

Esta nueva función ha sido adelantada por el medio especializado WABetaInfo. Además, el portal ha recordado que ya habló de ella en 2017, aunque WhatsApp la acabó descartando días después.

Se desconoce si existirá un plazo de tiempo determinado para poder hacer la edición del mensaje tras su envío. El medio citado descarta que se introduzca un historial de edición de los mensajes para comprobar versiones anteriores del mismo. Sin embargo, reconoce que los planes de WhatsApp pueden cambiar de cara a su despliegue definitivo.

Esta nueva característica aún está en fase de desarrollo. Pese a que el portal se hace eco de su testeo en la beta de Android, se espera que llegue también a la de iOS y a la de escritorio.

La reacción a los mensajes cambia de piel
WhatsApp también está testeando otra función: las reacciones a mensajes en distintas tonalidades de piel. Según WABetaInfo, esta característica ya está siendo desplegada entre los usuarios de la versión de la beta 2.22.13.4 para Android.

Esta función permite a los usuarios cambiar la tonalidad de la piel de sus reacciones en base al último tono utilizado en su listado de emojis. Por el momento, está limitada al emoticono con el pulgar hacia arriba y al que muestra dos manos juntas.

La Nasa desviará un asteroide en una misión de "defensa planetaria"

AFP
Washington, Estados Unidos

https://images2.listindiario.com/imagen/2021/11/05/696/695544/680x460/202111051426081/la-nasa-desviara-un-asteroide-en-una-mision-de-defensa-planetaria.jpegEn menos de un año, una nave espacial de la NASA se estrellará deliberadamente contra un asteroide para desviar su trayectoria. Descrita como una "defensa planetaria", esta misión debería preparar a la humanidad en caso de una amenaza de impacto.

El escenario recuerda a la película "Armagedón", en la que Bruce Willis y Ben Affleck salvan el planeta de un enorme asteroide que se precipita hacia la Tierra.

Pero la agencia espacial estadounidense está llevando a cabo en este caso un experimento muy real. Aunque por ahora no se conoce ningún asteroide de gran tamaño que esté en curso de colisión, la idea es prepararse para esa posibilidad.

"No queremos estar en una posición en la que un asteroide se dirija hacia la Tierra; debemos probar esta técnica", dijo Lindley Johnson, del Departamento de Defensa Planetaria de la Nasa, en una conferencia de prensa el jueves.

La misión, bautizada como DART (Double Asteroid Redirection Test), despegará desde California a bordo de un cohete SpaceX Falcon 9 el 23 de noviembre a las 22H20 hora local.

Diez meses más tarde, la nave alcanzará su objetivo, que estará a 11 millones de kilómetros de la Tierra. En los hechos, es lo más cerca que llegará al planeta azul.

Un pequeño éxito
En realidad, es un objetivo doble. El principal es el gran asteroide Didymos, de 780 metros de diámetro, es decir dos veces la altura de la torre Eiffel. En su órbita hay una luna, Dimorphos, de 160 metros de diámetro y más alta que la Estatua de la Libertad.

Es en esta luna donde se posará la nave, unas cien veces más pequeña que ella, proyectada a una velocidad de 24 000 km/h. El impacto arrojará toneladas y toneladas de material.

Pero "no va a destruir el asteroide, sólo le dará una pequeña sacudida", dijo Nancy Chabot, del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, que dirige la misión en colaboración con la NASA.

Como resultado, la órbita del asteroide más pequeño alrededor del más grande se reducirá sólo "alrededor del 1%", explicó.

A partir de las observaciones realizadas por telescopios en la Tierra desde hace décadas, se sabe que Dimorphos orbita actualmente alrededor de Didymos en exactamente 11 horas y 55 minutos.

Utilizando los mismos telescopios, este periodo se medirá de nuevo después de la colisión. En ese caso, quizá sean "11 horas y 45 minutos, o algo así", dijo el investigador.

¿Pero cuánto exactamente? Los científicos no lo saben, y eso es lo que quieren averiguar.

Hay muchos factores que entran en juego, como el ángulo de impacto, el aspecto de la superficie del asteroide, su composición y su masa exacta, todos ellos desconocidos por el momento.

De este modo, "si un día se descubre un asteroide en curso de colisión con la Tierra (...) tendremos una idea de la fuerza que necesitaremos para que ese asteroide no toque la Tierra", explicó Andy Cheng, de la Universidad Johns Hopkins.

La órbita alrededor del sol de Didymos, el gran asteroide, también cambiará ligeramente, debido a la relación gravitatoria con su luna, dijo Cheng. Pero este cambio será "demasiado pequeño para medirlo".

Caja de herramientas
También viajará un pequeño satélite. Se desacoplará de la nave principal diez días antes del impacto y utilizará su sistema de propulsión para desviar ligeramente su propia trayectoria.

Tres minutos después de la colisión, sobrevolará Dimorphos, para observar el efecto del impacto, y posiblemente el cráter en la superficie.

El costo total de la misión es de 330 millones de dólares. Si el experimento tiene éxito, "creemos que esta técnica podría formar parte de una caja de herramientas, que estamos empezando a llenar, para desviar un asteroide", explicó Lindley Johnson.

Por ejemplo, citó métodos que podrían utilizar la fuerza gravitatoria de una nave que vuele cerca de un asteroide durante un largo periodo de tiempo, o el uso de láseres.

Pero dijo que la clave era identificar primero las amenazas potenciales. "La estrategia es encontrar estos objetos no sólo años, sino décadas antes de cualquier peligro de colisión con la Tierra", dijo.

Actualmente se conocen unos 27.000 asteroides cercanos al planeta azul.

Bennu, que mide 500 metros de diámetro, es uno de los dos asteroides identificados en nuestro Sistema Solar que suponen un mayor riesgo para la Tierra, según la NASA.

Pero de aquí al año 2300, la probabilidad de colisión es apenas del 0,057%.

TECNOLOGÍA
Más de 2000 museos, archivos y comunidades comparten sus tesoros culturales a través de Google Arts & Culture

Portaltic/EP

Madrid

https://images2.listindiario.com/imagen/2021/02/05/656/655738/680x460/202102051836321/mas-de-2000-museos-archivos-y-comunidades-comparten-sus-tesoros-culturales-a-traves-de-google-arts-culture.jpegGoogle Arts & Culture, el proyecto de Google para hacer más accesible el arte y la cultura, celebra su décimo aniversario con la colaboración de más de 2000 museos, archivos, sitios del patrimonio mundial y comunidades locales.

La compañía tecnológica señala que en la actualidad Arts & Culture "presenta una reserva de cultura seleccionada por expertos", pero también "muestra el cambio de paradigma sobre cómo las personas pueden acceder a la cultura en línea", como recoge en su publicación en el blog oficial.

El proyecto nació hace diez años, con la colaboración de 17 instituciones culturales de once países, dentro de la iniciativa ' 20%' de Google, por la que la empresa asigna a los empleados el 20 por ciento de su tiempo de trabajo remunerado para el desarrollo de proyectos personales.

En la actualidad, son más de 2.000 los museos, archivos, sitios del patrimonio mundial y comunidades locales se han unido a Arts & Culture "para compartir, curar y contextualizar sus tesoros".

Así, se pueden explorar exposiciones y conocer la historia detrás de millones de artefactos, visitar parques nacionales, pero también conocer la sopa de pimienta nigeriana, adentrarse en la cultura deportiva australiana, descubrir el batik indonesio o los grafitis en las calles de Brasil.

"El mundo está hambriento de cultura y continuaremos encontrando formas nuevas e inusuales para que todos interactúen, accedan y aprendan con la cultura", afirman desde Google Arts & Culture.

Primera plataforma de compras en línea en el país

Santo Domingo, RD

https://images2.listindiario.com/imagen/2021/02/06/656/655773/680x460/202102060147011/primera-plataforma-de-compras-en-linea-en-el-pais.jpegDebido a la necesidad acrecentada con la pande­mia, donde millones de per­sonas están buscando nue­vos canales para adquirir sus productos y servicios, y que se les garantice la segu­ridad, la rapidez y un exce­lente servicio, los Ejecutivos del Centro Comercial Sam­bil revelaron la plataforma Sambil Online, una herra­mienta de comercio elec­trónico que hará más fácil y amigable la experiencia de compra.

“Hoy es un día que mar­cará un referente en la his­toria digital de Repúbli­ca Dominicana porque nos convertimos en el primer centro comercial comple­tamente online. La plata­forma de Sambil Online es un Marketplace hecho por dominicanos para los dominicanos, expresó Salomón Cohen director comercial del estableci­miento.

Las ventas a través de este portal web serán procesadas a través de la plataforma de comer­cio electrónico de Azul, marca comercial de Ser­vicios Digitales Popular, y Eugene Rault Grullón, su gerente general dice: “Formar parte de esta iniciativa avala el com­promiso de nuestra mar­ca para servir de plata­forma innovadora que aporte a la optimización de la gestión de pagos en el país”.

Una nueva piel electrónica reacciona al dolor como la piel humana

EFE

Madrid, España

https://images2.listindiario.com/imagen/2020/09/01/633/633334/294x440/202009011343501/una-nueva-piel-electronica-reacciona-al-dolor-como-la-piel-humana.jpegUn equipo multidisciplinar de investigadores ha diseñado un tipo de piel artificial electrónica capaz de reaccionar al dolor como la piel humana, lo que ayudará a desarrollar mejores prótesis, robótica más inteligente y alternativas no invasivas a los injertos.

Desarrollado por un equipo de la Universidad RMIT en Melbourne, Australia, el prototipo es capaz de replicar electrónicamente la forma en que la piel humana siente el dolor, ya que imita la respuesta (o feedback) casi instantánea del cuerpo y puede reaccionar a las sensaciones dolorosas con la misma velocidad que las señales nerviosas que viajan (e informan) al cerebro.

El prototipo, publicado en la revista Advanced Intelligent Systems, supone "un avance significativo hacia la próxima generación de tecnologías biomédicas y robótica inteligente", asegura Madhu Bhaskaran, investigador principal del estudio y jefe del grupo de Materiales Funcionales y Microsistemas de RMIT.

La piel, el órgano sensorial más grande de nuestro organismo, cuenta con complejas características diseñadas para enviar señales de alerta de disparo rápido cuando algo duele.

"Sentimos cosas todo el tiempo a través de la piel, pero nuestra respuesta de dolor sólo se activa en un cierto punto, como cuando tocamos algo demasiado caliente o demasiado afilado", explica Bhaskaran.

Precisamente por esta capacidad, "ninguna tecnología electrónica ha sido capaz de imitar con realismo esa sensación de dolor tan humana, hasta ahora". "Nuestra piel artificial reacciona instantáneamente cuando la presión, el calor o el frío alcanzan un umbral de dolor", afirma.

Y es que el equipo de investigadores también ha desarrollado dispositivos equipados con electrónica "estirable", capaz de detectar y responder a cambios de temperatura y presión, un avance que en el futuro podría ser una opción para los injertos de piel no invasivos.

"Hará falta un mayor desarrollo para integrar esta tecnología en las aplicaciones biomédicas, pero los fundamentos, biocompatibilidad y estiramiento similar a la piel, ya están ahí", sostiene Bhaskaran.

La investigación reúne tres tecnologías previamente patentadas por el equipo: electrónica estirable, reactivos a la temperatura y memoria electrónica.

La electrónica estirable está fabricada con materiales biocompatibles que logran una electrónica transparente, irrompible y llevable, tan fina como una pegatina.

Los recubrimientos reactivos a la temperatura son unas mil veces más finos que un cabello humano y están hechos con un material que se transforma en respuesta al calor.

Y, finalmente, la memoria que imita al cerebro está hecha a partir de unas células de memoria electrónica que copian la forma en que el cerebro usa la memoria a largo plazo para recordar y retener información previa.

El prototipo de sensor de presión combina la electrónica extensible y las células de memoria a largo plazo, el sensor de calor reúne los revestimientos reactivos a la temperatura y la memoria, mientras que el sensor de dolor integra las tres tecnologías.

Para Ataur Rahman, investigador y coautor de la investigación, el equipo ha creado "los primeros sensores electrónicos capaces de replicar características clave del complejo sistema de neuronas, vías neuronales y receptores del cuerpo" que dirigen la percepción de los estímulos sensoriales.

Y aunque algunas tecnologías también emplean señales eléctricas para imitar distintos grados de dolor, los nuevos prototipos "pueden reaccionar a la presión, la temperatura y el dolor reales, y ofrecer la respuesta electrónica correcta".

"Nuestra piel artificial sabe la diferencia entre tocar suavemente un alfiler con el dedo o apuñalarse accidentalmente con él, una distinción crítica que nunca antes se había logrado electrónicamente", concluye Rahman.